25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PSOE enreda ahora con permitir la entrada de Irene Montero

Montero e Iglesias, cuchicheando en el Parlamento

Montero e Iglesias, cuchicheando en el Parlamento

Los socialistas mantienen el veto a Pablo Iglesias pero se muestran favorables a contar con otros miembros destacados de la cúpula morada en el Ejecutivo como la compañera del líder.

¿Gesto de conciliación, concesión envenenada o simplemente ganas de enredar y dividir aún más? La aparición del nombre de Irene Montero como el 'recambio' del vetado Pablo Iglesias parece ser la nueva jugada en el tablero de la partida del PSOE y Podemos por la investidura de Pedro Sánchez.

La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, ha sido la encargada de reconocer que el presidente del Gobierno en funciones está dispuesto a negociar la entrada de miembros de Podemos en el Gobierno, y no ha negado que pueda incorporarse la portavoz de la formación 'morada'. "El principal escollo es Iglesias", ha señalado.

 

"Hablemos de la participación de otros miembros de Podemos", ha apuntado Lastra en una entrevista en RNE tras ser preguntada directamente por la posibilidad de que Montero se incorpore a un gobierno de coalición tras el veto explicitado por  Sánchez al líder de Podemos. Así, la portavoz socialista no ha negado que Montero pueda ocupar un Ministerio.

Ante varias preguntas sobre si el veto se extiende también a Montero, ha reiterado que el "escollo" de la participación de Podemos en el gobierno es Iglesias, que ya es líder de un partido político y a su juicio, "no puede haber dos voces en el Gobierno". Lastra considera que "no puede haber un vicepresidente que diga que hay presos políticos en España" como enunció Iglesias con respecto a los presos independentistas.

"Ayer Sánchez le hizo una oferta generosa a Podemos y vamos a negociar quién entra en el gobierno", ha explicado Lastra, que espera una respuesta positiva de Podemos y que finalmente se negocie un gobierno de coalición. "Hay que negociar la participación, pero no me la imponga usted", ha declarado la socialista, sobre las exigencias de Iglesias para ocupar cargos en el Ejecutivo.

Después de que Sánchez dijera que Iglesias no defiende la democracia española, Lastra ha insistido en que si el PSOE pensara que Podemos no es democrático, "no se hubiera sentado a negociar con ellos". Por tanto, espera que Podemos acepte la última oferta del PSOE, un gobierno de coalición que asegure la investidura y comience "cuanto antes" la legislatura. "Estamos esperando la respuesta de Podemos para que nos podamos sentar a hablar de su participación en el Gobierno", ha subrayado.

No es cuestión de "nombres"

En respuesta a su posible entrada en el futuro Ejecutivo, Irene Montero ha declarado en la cadena Ser que no desea valorar esta hipótesis, asegurando que el debate "no es de nombres". No obstante, y ese a la tensión dialéctica de esta semana entre ambos partidos, Montero cree que el acuerdo con el PSOE para un gobierno de coalición "caerá por su propio peso", ya que rectificará su posición y se abrirá a compartir el gobierno con Podemos.

 

Con todo, ha criticado que este jueves Sánchez dijera que no se dan las condiciones para que Iglesias sea ministro y asegurara que necesita un vicepresidente que "defienda la democracia española".

"Ya hemos hecho una vez presidente a cambio de nada. Quien defendió la moción fuimos nosotros y fue Pablo Iglesias", ha recordado Montero, afeando las "hostilidades" del PSOE en la negociación.

 

Comenta esta noticia
Update CMP