22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Aplica la aromaterapia en tu casa y mejora la salud de los tuyos

Lo mismo que hay colores que relajan o excitan, los olores influyen en nuestra salud y en el estado de ánimo

El olor es una de las cosas que primero captamos cuando entramos en una vivienda y dice mucho de las personas que viven en ella. De nada nos sirve tener unos muebles fantásticos o una decoración glamurosa, si el aroma de nuestro hogar no está en consonancia o no trasmite bienestar, así que lo primero que debemos procurar es que nuestra casa huela siempre bien. Eso es obvio, pero en EsdEstilo queremos dar un paso más.

Si hablamos de la aromaterapia, no nos estamos refiriendo ni mucho menos a algo nuevo. Ya desde los tiempos de Galeno, los antiguos médicos griegos utilizaban el olor derivado de plantas y de aceites esenciales para tratar distintas dolencias y modificar el estado de ánimo, así que ¿por qué no aplicarla también en  las diferentes habitaciones de nuestra casa en función del uso que les damos y de nuestras necesidades para aprovechar todos sus beneficios?. Podemos hacerlo a base de ambientadores naturales, aceites, inciensos, jabones o incluso con nuestro perfume favorito. Aquí te contamos cómo hacerlo:

Jazmín:

El aroma de jazmín es relajante y ayuda a conciliar el sueño, es por lo tanto un olor muy adecuado para habitaciones infantiles o para las de adultos cuando pasamos por épocas en las que el estrés no nos deja dormir bien. Debes tener en cuenta que es un olor penetrante y por lo tanto no conviene abusar de él. Basta un pequeño toque para que se noten sus efectos, así que te recomendamos un ambientador en stick. A nosotros nos gusta White Jasmine de Zara Home

 

Canela: 

Si por el contrario, lo que estás buscando en tu dormitorio son noches de pasión, decántate por el aroma de la canela o del sándalo que producen un efecto vigorizante, muy sensual y ligeramente afrodisiaco.  En este caso, puedes optar por los inciensos en cono como los de tiene El Jardín de la Naturaleza elaborados con aceite esencial puro de Canela. 

 

Limón:

Al igual que ocurre con la bergamota y en general con todos los cítricos, el aroma de limón es estimulante y ayuda a mantener la mente despierta. Utilízalo en las habitaciones dedicadas al estudio o en el despacho, si es que trabajas en casa. Como es un olor ligero y poco empalagoso, puedes perfumar la estancia elegida con un spray (intenso pero menos duradero) o con un ambientador eléctrico sin temor a pasarte de la raya. Nuestra sugerencia: spray limón de Maresencia

 

Lavanda:

Además de oler a limpio, la humilde lavanda estimula las conocidas como hormonas de la felicidad (serotonina, dopamina y endorfinas) y crea un ambiante que propicia la armonía lo que la hace muy adecuada para cualquier estancia de nuestra casa, en especial para aquellas en las que pasamos más tiempo o compartimos con toda la familia, como el salón o el cuarto de estar. También está especialmente recomendada para perfumar con ella la entrada, ya que nos proporcionará una sensación de bienestar en cuanto crucemos la puerta. Para que el olor se mantenga, puedes elegir unas velas aromáticas, que dejarán una sutil fragancia aunque no las enciendas o unos cuencos aromáticos como los que tiene Ana Velas.

 

Rosa:

El perfume de rosa, al igual que el del clavel, fortalecen el sistema nervioso y nos ayudan a cargarnos de energía. Utilízalos en el baño en forma de poupurrí, pétalos perfumados o jabones y saldrás de casa con ganas de comerte el mundo. Nuestro favorito: Set de pétalos de rosa de Bijoux para Topprivée. 

 

Consejos a tener en cuenta:

- Si no eres muy amiga de los aromas artificiales, utiliza flores secas, plantas naturales o especias con tus olores favoritos 

- No utilices ambientadores en el comedor porque pueden alterar el sabor de las comidas

- Usa jaboncitos con olor a manzana o a pino dentro de los cajones y de los armarios de la ropa blanca. Son dos aromas que relajan y producen bienestar.

- Si te molestan los olores intensos, rocía unas cuantas bolitas de algodón con el aroma que elijas e introdúcelos en bolsitas de tela. El efecto será el mismo pero el aroma se difuminará dejando un suave toque perfumado. 

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP