25 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Rey arrasa en TVE revelando lo último que le dijo Franco antes de morir

El acto solemne en las Cortes donde Franco nombró a don Juan Carlos heredero a título de Rey.

El acto solemne en las Cortes donde Franco nombró a don Juan Carlos heredero a título de Rey.

La cadena pública se convirtió este jueves en líder de audiencia con un documental que ha tardado en poder verse cinco años en España.

No ha habido que esperar a la tendenciosa cocina de José Félix Tezanos en el CIS para conocer el grado de interés de los españoles sobre don Juan Carlos, una vez conocida su salida de España de forma temporal. Los datos de audiencia han hablado claro: el programa especial que ofreció La 1 de TVE, este jueves en horario de prime time, fue el programa más visto de su franja horario, con una cifra superior a 1,2 millones de personas frente al televisor.

El espacio, conducido por Carlos Franganillo y que contó con un debate de expertos en la Monarquía, ofreció un documental inédito para los españoles, pues todavía no se había emitido en ninguna cadena en nuestro país pese a que se grabó hace cinco años -antes de su abdicación- y fue coproducido por RTVE junto a France 3. 

 

El trabajo, titulado Yo, Juan Carlos I, Rey de España, dirigido por Miguel Curtois, ha permitido a los españoles conocer por boca del Rey Emérito algunos de sus secretos y escuchar algunas de reflexiones sobre todo lo que ha vivido a lo largo de su vida: su infancia en el exilio en Estoril hasta que Franco y su padre, don Juan, acuerdan que se eduque en España; la trágica muerte de su hermano Alfonso; estricta formación militar y lo poco que conocían los españoles al joven príncipe; su relación con el dictador; y todo lo que aconteció a raíz de que este último le nombrara sucesor a título de Rey.

 

"Echo mucho de menos a mi hermano"

Sobre su llegada a España, en 1948, don Juan Carlos recuerda que cuando llegó a nuestro país "no conocía a nadie, me acompañaban unos señores mayores que no conocía”. Además sintió la dureza de la soledad cuando sus compañeros de colegio recibían los domingos la visita de sus familiares y él, que no tenía ninguna, se quedaba encerrado en su habitación.

En relación con el fallecimiento del infante Alfonso, don Juan Carlos se emociona ante la cámara al confesar la profunda huella que sigue teniendo por su pérdida: "Ahora lo echo mucho de menos, no tenerlo al lado, no poder hablar con él, no poder discutir con él… Estábamos muy unidos y él me quería mucho. Era muy simpático".

 

"Franco era hermético, pero conmigo hablaba y se reía"

El documental también aborda la relación de Franco con el don Juan Carlos y este último señala que si bien el dictador era generalmente muy reservado, con él se comportaba de forma muy distinta: "Era una persona que hablaba muy poco, pero conmigo sí que hablaba, se reía y comentábamos cosas. En cambio, con el resto hablaba poco. Más bien era hermético".

 

Heredero a título de Rey

Uno de los momentos trascendentales del documental se centra en el momento en el que, en 1969, Franco decide que tras su fallecimiento don Juan Carlos le sucederá al frente del Estado como Rey, en una maniobra con la que el tirano intentaba unir para siempre a los Borbones con el franquismo. Y ello conllevó que, de manera solemne, el entonces príncipe tuviera que jurar lealtad a los Principios del Movimiento Nacional, si bien una vez llegó al trono comandó la operación política para desmontar el franquismo desde dentro del régimen.

En este sentido, el Rey Emérito explica que jurar lealtad a la Carta Magna franquista "No era una decisión fácil, pero si no hubiera aceptado ser el heredero del trono... ¿Cómo habría hecho lo que hice? El cambio político que se hizo no se hubiera podido hacer".

 

Lo que le pidió un Franco agonizante

Otro de los testimonios impactantes de Juan Carlos I que ofrece el documental es sobre las últimas palabras que Franco le dijo mientras agonizaba en una cama: "Sólo le pido que preserve la unidad de España". Y reflexiona sobre esta frase: "No me dijo haga esto o no haga lo otro, y si uno lo piensa se puede interpretar de muchas maneras".

 

El Rey también habla sin ambages sobre la intentona golpista del 23 de febrero de 1981 que frenó desde Zarzuela. Al respecto, don Juan Carlos comenta: “Grabé dos discursos para que fuesen por distintos lados a Televisión. No sabía lo que podía pasar fuera”.

 

Comenta esta noticia