26 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bodega Emilio Moro, la expresión de un carácter

Esta empresa familiar es el reflejo de la enorme personalidad de sus directivos, especialmente de su presidente, José Moro, que en apenas 30 años han conseguido crear una bodega puntera.

Cuando uno conoce a José Moro y experimenta en primera persona la pasión con la que vive su proyecto, entiende que la Bodega Emilio moro es fiel reflejo de su personalidad y de un carácter de liderazgo que le ha llevado a crear un verdadero imperio del vino en la Ribera del Duero, una de nuestras Denominaciones de Origen más internacionales. Erigido en presidente de la bodega por sus cualidades de liderazgo, tras pasar una jornada a su lado se entiende perfectamente ese lema suyo de que “son los innovadores de hoy los que crearán la tradición del mañana”.

Emilio Moro es una de las bodegas líderes en ventas, imagen y exportación de España gracias a una filosofía basada en tres pilares fundamentales: el respeto a los principios de la vinicultura tradicional, la responsabilidad social corporativa y la apuesta por la máxima innovación. Es esta búsqueda constante de la innovación lo que ha llevado a su equipo a buscar la manera de maximizar el rendimiento y minimizar el impacto ambiental de la producción del vino, y el en camino se han convertido en pioneros con la aplicación de tecnologías ligadas al internet de las cosas (IoT) y  la inteligencia artificial.

 

Para ello se han aliado con Vodafone, y según el propio José Moro nos explica, la idea es crear la bodega del futuro manteniéndose fiel a sus orígenes, aprovechando las posibilidades que el Big Data les puede ofrecer para enriquecer el proceso de toma de decisiones a la hora de vendimiar, trasegar o embotellar un vino. El objetivo es la creación conjunta de una bodega de alta calidad, sostenible y gestionada digitalmente mediante un batallón de sensores que registraran la actividad de todos los procesos de la vendimia hasta que el vino esté listo. 

A través de la solución 'Sensing4Farming' de Vodafone, se instalará en los viñedos de Emilio Moro una red de sensores que, junto a imágenes de satélite obtenidas, permitirán a la bodega medir factores ambientales clave como la humedad, la temperatura, la conductividad del suelo y la absorción de agua, así como el vigor y la salud de las propias vides. Gracias a la inteligencia artificial y la aplicación de tecnologías de Big Data, esos datos serán procesados al instante y enviados a las herramientas de los enólogos y técnicos de la bodega, de tal manera que podrán conocer con precisión la cantidad ideal de riego y fertilizante que necesitan sus vides en cada momento, así como decidir qué áreas necesitan ser podadas o cuándo cosechar.

 

La bodega del futuro es, además, una bodega respetuosa con el entorno. Los sensores desplegados en el terreno utilizarán una conectividad NB-IoT de Vodafone, que permite utilizar baterías de larga duración o pequeños paneles solares de muy baja potencia, mejorando significativamente el consumo energético en la transmisión inalámbrica de la información y su eficiencia espectral. Así, los beneficios generales de la solución 'Sensing4Farming' incluyen la reducción de costes en la producción (debido al consumo reducido de agua, fertilizantes y energía), el aumento de la cantidad y calidad de la producción (al permitir una aplicación más selectiva de los tratamientos) y un menor impacto ambiental debido al uso reducido de fertilizantes.

No es la primera vez que en Emilio Moro deciden aprovecharse de la tecnología. De la mano de diversas entidades y universidades de prestigio, en los últimos años han hecho importantes avances en el campo de la viticultura, como el desarrollo de levaduras autóctonas extraídas de sus propias viñas (que le han permitido reforzar la identidad de sus vinos) o la incorporación de drones y geolocalizadores para la gestión inteligente del viñedo. Está claro que el impulso de innovar es algo que llevan en el ADN.

Comenta esta noticia
Update CMP