Generalitat envía ahora refuerzos urgentes a las residencias de Torrent y Alcoi

La consellera de Sanidad, Ana Barceló y Ximo Puig

La consellera de Sanidad, Ana Barceló y Ximo Puig

En la residencia Santa Elena de Torrent han fallecido ya cuatro ancianos por coronavirus y en la residencia Domus Vi de Alcoi ya hay 45 personas que presentan síntomas.

A la residencia de mayores Santa Elena de Torrent, en Valencia, con cuatro fallecidos, un 60% de los usuarios y un 32% de la plantilla afectados por el coronavirus, se incorporarán en breve 16 enfermeros, 25 técnicos sanitarios y un médico que se añade al que ya se había incorporado, según ha anunciado este marte el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en una comparecencia telemática.

Puig ha asegurado que, a pesar de lo descontrolado del brote, se está llevando a cabo una "coordinación efectiva" entre el Consell y los responsables de la residencia. Además, otras residencias van a poner a disposición camas. 

La consellera de Sanitat, Ana Barceló, ha confirmado en su comparecencia de este martes por la tarde que ya son cuatro las personas de edad avanzada con patologías previas que han fallecido. En total, según Barceló, hay 51 casos positivos, de los cuales 19 son trabajadores. La consellera también ha confirmado durante su comparecencia de este martes que el brote en una residencia de mayores Domus Vi de Alcoi ya afecta a 45 personas que presentan síntomas. Barceló ha asegurado que se desconoce por el momento cómo se habría producido el contagio en este centro en el que residen 140 ancianos. 

El centro de Mayores de Torrent había pedido el traslado de 37 de los 62 contagiados al hospital, la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME) o que la Conselleria de Sanitat habilitara la residencia como centro hospitalario. La residencia, uno de los principales focos de contagio de la provincia de Valencia, atraviesa una situación crítica al no contar con material de protección suficiente. Los responsables de la residencia, que gestiona la empresa Lares, están en contacto con la Conselleria y con la UME, según han señalado fuentes de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

El departamento que dirige Mónica Oltra acordó hace cuatro días una serie de medidas para los centros residenciales que incluyen la restricción de las visitas (sólo se permiten las "estrictamente necesarias" y comunicándolas con antelación). Las medidas, anunciadas antes de que el brote se descontrolara en la residencia de Torrent, piden que los trabajadores encargados de la asistencia de las personas usuarias sigan "estrictamente las medidas de protección encaminadas a controlar y reducir la transmisión del coronavirus". "En el caso de presentar sintomatología respiratoria deberán consultar a los servicios sanitarios para realizar una valoración individualizada sobre la pertinencia de la continuidad de sus actividades laborales", ha añadido.

Reforma de la antigua Fe de Valencia para acoger casos de coronavirus

Reformar el antguo Hospital de La Fe es otra de las medidas contra el Covid-19 anunciadas por el presidente de la Generalitat Valenciana para garantizar una "correcta asistencia hospitalaria" en cualquier escenario que pueda generar la pandemia del coronavirus en Valencia, pese a que a día de hoy hay disponibles 2.774 camas en hospitales públicos y otras 825 en hospitales privados.

Además de esta obra en la antigua Fe de Valencia, se han movilizado otras infraestructuras para tener disponibles más espacio hospitalario en caso de que fuera necesario y, además, de forma comarcalizada para llegar a todo el territorio valenciano. Así, en Castellón se utilizará el centro provincial de Penyeta Roja y las instalaciones deportivas del centro de tecnificación de Vila-real, que cuentan también con residencia. En Alicante se contará con la posibilidad de usar las 54 plazas de la residencia provincia del Doctor Esquerdo y otras 74 en Torrevieja, además de otras que no ha especificado en Alcoi.

Puig ha adelantado que se está trabajando para ampliar esta bolsa de camas hospitalarias para infectados por el coronavirus en otros puntos más distantes de las capitales, como Requena (procedentes de la Diputación de Valencia), y que se tiene en cuenta también la colaboración ofrecida por los hospitales privados. En este sentido, Puig ha dado las gracias al Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, por poner a disposición pública espacios como las casas espirituales y los mismos templos.

Comenta esta noticia