18 de agosto de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Paz Padilla explota y amenaza con dejar Sálvame si continúan las provocaciones

El cabreo de Paz Padilla con Sálvame

El cabreo de Paz Padilla con Sálvame

La humorista no está cómoda en el programa de las tardes de Telecinco cuando se tratan ciertos temas. Esto la pone en una posición difícil que hace que salten chispas. Tiene un dilema moral.

Que a Paz Padilla no le gusta le prensa del corazón es público y notorio. Hace  unos días, protagonizó un episodio al alimón con Jorge Javier. Ocurrió a raíz de las quejas del presentador sobre las informaciones desatadas acerca de su alejamiento de la televisión y dejó caer que tomará medidas para evitar que se sigan publicando cosas sobre él que no se ajustan a la realidad.

La humorista secundó a Jorge Javier y aprovechó la ocasión para recordar que los periodistas tenían que contrastar las noticias. Todavía resuenan los ecos de la que se armó en redes. Y es que resulta curioso que abogue por esta causa trabajando ella donde trabaja ya que Sálvame es un gran espectáculo televisivo cuyos golpes de efecto están basados en imágenes y locuciones de lo más impactantes y hasta escandalosos. Y sino que se lo digan a esa señora anónima sobre la que se han dado pelos y señales, acerca de su lugar trabajo, ubicación y estado civil, a propósito de una supuesta relación que habría mantenido con Gustavo González.

Ayer, Paz reventó en directo. Ocurrió a propósito de la controversia generada desde que se supo que a Chiquito iban a otorgarle la Medalla de Andalucía. Un asunto que ha estado marcado, según Sálvame, por claroscuros desde el inicio. Todo empezó cuando se supo que la encargada de ir a recoger el premio sería la sobrina del cómico, Loly, que ha quedado como heredera única del artista.

Según algunos, sería al hermano de Chiquito a quien le correspondería recoger la Medalla de Andalucía. El hecho de que vaya a hacerlo su sobrina hace suponer a algunos colaboradores de Sálvame que alguien en la Junta de Andalucía estaría favoreciendo a Loly. Y fue ahí cuando Paz estalló en lágrimas y pronunció: “Siento dolor, rabia y vergüenza por lo que está sucediendo y no lo puedo evitar”.

Y es que Paz Padilla está convencida de que en Sálvame aprovechan cuando ella está para hablar sobre Chiquito y sus problemas familiares. De su mensaje se desprende que se siente utilizada por el programa, cuyos responsables buscarían ponerla al límite para provocar situaciones como la relatada en pro del espectáculo.

A las quejas y lamentos de la humorista sobre que no puede hacer nada para evitar que se comente sobre Chiquito en el plano personal, los colaboradores le recordaron que eso no está en su mano. Sin embargo, ella cree que hay una solución, no conducir Sálvame el día que toque hablar del añorado cómico. ¿Se ha caído de un guindo?

 

Comenta esta noticia
Update CMP