21 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Wyoming ataca sin piedad al PP, Cs y a la Iglesia en La Sexta Noche

El presentador de 'El Intermedio' describe en el programa de Iñaki López un paisaje apocalítico con todos sus fantasmas: Pablo Casado, Albert Rivera, Franco o la Iglesia.

"En este país nunca ha habido una derecha normal. Lo de las dos Españas es exactamente igual ahora que en los años 30. Son dos realidades que no se conocen entre sí". La categórica frase es del Gran Wyoming, que desplegó este sábado en La Sexta Noche todo su catálogo de posturas y prejuicios ideológicos en una entrevista con Iñaki López en la segunda cadena de Atresmedia.

Como si aún viviéramos en el franquismo y no bajo un Gobierno del PSOE sustentado por Podemos, ERC, PdeCat, PNV y Bildu; el presentador de El Intermedio se explayó contra todo lo que le sonaba a derecha, dejando frases memorables para la historia del prejuicio.

Los franquistas no sólo no dejaron de serlo, sino que se lo inculcaron a sus hijos; sentencia Wyoming

Especialmente feroz fue contra la Iglesia, a quien dedicó algunas de sus frases más gruesas: "La Iglesia está robando a saco el patrimonio de este país, miles de millones de euros (...) En este país se le permite todo y más a la Iglesia. Al resto de religiones, no", señaló sin aportar ningún dato o justificación a sus palabras y obviando la crucial aportación de la institución católica en materia asistencial a desfavorecidos, ancianos o niños.

 

Una cifra oficial extraída de la memoria económica de la Conferencia Episcopal, visada por una auditoría externa, desmonta de un plumazo a Wyoming: casi cinco millones de personas son atendidas cada año en alguno de los cerca de 9.000 centros asistenciales que la Iglesia sostiene con sus recursos propios, derivados de las aportaciones voluntarias de los creyentes en sus IRPF.

Ataque a Casado y Rivera

No contento con eso, también extendió sus diatribas a los líderes de PP y de Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera respectivamente. Según el humorista, "el polígrafo sería terrible para la carrera de Rivera...y Casado tiene el síndrome de la Jetapotens", una palabra difícil de traducir, pero que para el presentador es suficiente para recomendar al presidente popular un "retiro en el Tíbet".

Y Franco, claro, ocupó otra parte de su discurso, con una sorprendente conclusión: "Los franquistas no sólo no dejaron de serlo, sino que se lo inculcaron a sus hijos". Palabra de Wyoming.

Comenta esta noticia
Update CMP