03 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Echenique pierde los papeles de nuevo con una increíble defensa de Pedro Sánchez

Echenique, en una de sus actuaciones

Echenique, en una de sus actuaciones

El portavoz de Podemos se "reinventa" cada vez a peor. De reírse del coronavirus pasa ahora a desvariar y ve enemigos por todos los lados. Y un gran amigo, que es éste.

 

 

Podemos no acepta la crítica. Las caceroladas y las campañas masivas en las redes sociales solo son válidas si se organizan desde su formación para defender sus ideas o postulados sino, solo representan "la miseria moral".

Son palabras de Pablo Echenique, portavoz de la formación morada en el Congreso de los Diputados, que ha cuestionado que haya personas y partidos que critiquen la gestión que está realizando el Gobierno de coalición de Sánchez e Iglesias de la crisis del coronavirus.

De hecho, a través de su cuenta de Twitter ha asegurado que "la mayoría de los partidos estamos trabajando para vencer a la epidemia. La mayoría de los españoles estamos luchando contra el virus".

 

Aún así, considera que "una minoría de partidos y sus fieles se dedican día tras día a montar campañas como #SanchezElSepulturero o #SANCHEZAPRISION". Algo que considera una "miseria moral": él, precisamente él, que se ha caracterizado desde febrero por negar la pandemia y, en marzo, por apropiarse de la respuesta del Estado. Que no es para tirar cohetes.

 

 

Sin embargo, lo que no recuerda Echenique es que hace tan solo unos días el sí que alentaba caceroladas críticas, pero no eran contra Sánchez ni contra Iglesias, era contra el Rey. Pero entonces no era miserable, sino "emocionante".

Y más atrás aún, pero no demasiado, tampoco es consciente de cómo él mismo se carcajeó de la pandemia, aseguro que estaba "absolutamente" controlada y atacó duramente a quienes alertaban de la realidad. La amnesia selectiva del dirigente, que ya es legendaria.

Comenta esta noticia
Update CMP