De repente, González Pons

Está llamando poderosamente la atención estos días en círculos periodísticos y del PP las alusiones envueltas en halos de confusión a la alcaldable del PP en Valencia, María José Catalá, y al que hasta hace poco se pensaba que iba a serlo, Esteban González Pons.

Un ejemplo ha sido el de la puesta en escena de la comisión de investigación de Ciegsa, la empresa pública que construía colegios con los que sustituir barracones, y de la que se llegó a decir que había cargado al erario público mil millones de euros en sobrecostes que habrían ido a parar a la presunta financiación del PP y al presunto enriquecimiento de algunos cargos.

La comisión, política y de parte, no ha sido capaz de mantener las acusaciones previas del actual responsable de la consellería, Vicent Marzà (Compromís) y su homólogo de Hacienda Vicent Soler (PSPV), a pesar de haber contado con tres años de trabajos continuados para poder refrendarlas.

El resto de sus conclusiones se ha dado a conocer justo en el arranque de la pre-campaña de mayo. La comisión, formada por todos los partidos menos el PP aunque Ciudadanos tampoco ha estado en la presentación de conclusiones, no ha desaprovechado sin embargo la ocasión de sacar a pasear a todos los ex-consellers de educación del PP, entre los que se encuentran los dos candidatos arriba citados, a los que se les considera responsables de la mala gestión económica de la citada empresa. 

A González Pons lo ha sacado también a pasear El Bigotes mediante un escrito dado a conocer justamente el día en el que la comisión de Ciegsa leía sus conclusiones. El escrito de Álvaro Pérez, presentado por su defensa en el juzgado de Valencia que investiga la pieza de Gürtel relativa a las contrataciones de la Fórmula 1, está redactado desde el 30 de noviembre, tras haber comparecido por dos veces de manera voluntaria como testigo en esta causa. El Bigotes lamenta que la magistrada no recogiera en la transcripción de su declaración su referencia implicando a González Pons, del que añade que “tenía mando en plaza en las adjudicaciones y la financiación ilegal” del partido.

La reacción del aludido, una vez divulgado el contenido de la carta, fue casi inmediata. El eurodiputado -mediante comunicado- resalta que estas afirmaciones ya fueron realizadas hace dos meses ante un juzgado de Valencia y se consideraron inadmisibles”. Y en cuanto al fondo de la cuestión califica de “falsas y difamatorias” las afirmaciones de Pérez porque ni él era miembro del gobierno valenciano cuando las contrataciones de la Fórmula 1, ni ocupó nunca un cargo ejecutivo en el PPCV.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP