22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Entregan a Rajoy dosieres con información para aniquilar a Sánchez en la moción

Rajoy piensa salir a la ofensiva.

Rajoy piensa salir a la ofensiva.

El presidente piensa desplegar todo su arsenal contra el líder socialista. "El presidente está harto, todos estamos hartos. Así que va a salir al ataque con todo", avisan los suyos.

Recomienda gráficamente un colaborador de Mariano Rajoy a Pedro Sánchez que el jueves vaya al Congreso "con casco", porque el presidente está decidido a ir a por él. Con todo.

Rajoy se encuentra inmerso desde el pasado viernes en la preparación de la estrategia de la moción de censura, la segunda a la que se enfrentará en un año, y su equipo avisa de que desplegará todo su arsenal contra el PSOE y Podemos

El presidente ha pedido informes a su grupo parlamentario, a todos los ministerios y a su equipo de Presidencia. Documentación de todo, desde los Presupuestos a los datos del paro y empleo.

Y, entre los dosieres que ya están en manos de Rajoy, figura extensa información sobre los EREs, la presunta corrupción del PSPV -que ha salpicado, entre otros, a la presidenta del PSOE, Cristina Narbona- y hasta Filesa y Malesa. Todas las vergüenzas del socialismo.

Rajoy quiere desgastar el perfil de hombre de Estado de Sánchez

Pretende, además, horadar la figura de Pedro Sánchez como hombre de Estado por haber presentado una moción de censura en plena crisis catalana y haber ronroneado a los independentistas.  

Esto último puede hacer mucho daño al líder del PSOE, puesto que en los últimos meses su imagen como político ha crecido precisamente al amparo de su apoyo a la aplicación del artículo 155 en Cataluña.  

"El presidente está harto, todos estamos hartos. Así que va a salir al ataque con todo, y en el terreno parlamentario no hay quien le gane", avisan los suyos a ESdiario. En realidad Rajoy ya empezó a hacerlo el viernes pasado en La Moncloa, cuando cargó con dureza contra Sánchez por irresponsable.

Estará flanqueado, además, por el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, que apuntalará el discurso del presidente. "Rafa va a hacer de Rafa", resumen desde la dirección del grupo parlamentario popular. Es decir, será inmisericorde. 

Rajoy y su Gobierno tienen la potestad de intervenir en cualquier momento durante el debate de la moción de censura. En la que presentó Unidos Podemos en junio de 2017 contra él, la estrategia del presidente consistió precisamente en romper el ritmo con constantes intervenciones.

De hecho la primera vez que pidió la palabra fue para replicar a la portavoz morada, Irene Montero, antes de que hubiera hablado siquiera Pablo Iglesias como candidato a la Presidencia. 

Es un misterio si usará la misma fórmula, pero lo que está claro es que Rajoy tendrá a todo el PP detrás, porque el presidente del Gobierno ha conseguido -una vez más- que los populares dejen para otro momento el debate sobre su continuidad. De nuevo, no toca.      

 

Si, como parece, Sánchez no consigue los apoyos necesarios y su moción fracasa, el plan de Rajoy es volver a la normalidad, todo lo normal que pueda considerarse esta legislatura una vez roto el pacto con Cs pero con los Presupuestos aprobados. Aunque por medio Podemos ya ande anunciando otra moción de censura. 

Su entorno asegura que el presidente no está pensando en un adelanto electoral y que las informaciones en ese sentido son "intoxicaciones". Que mientras de él dependa, no acortará un día esta legislatura, como se ha cansado de repetir en público. 

Y si la oposición sigue sin ponerse de acuerdo, seguirá dependiendo de él. De él y de su partido. Y en el PP no parece que, a un año de las elecciones autonómicas, municipales y europeas y con las listas electorales por hacer, vaya a haber una rebelión interna para pedirle a Rajoy que convoque elecciones y se vaya. 

Comenta esta noticia
Update CMP