22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La CEOE fustiga a la radicalidad tras los ataques de Podemos a Amancio Ortega

Antonio Garamendi, en los #DialogosAmChamSpain

Antonio Garamendi, en los #DialogosAmChamSpain

Antonio Garamendi pide al empresariado hablar claro no para hacer la contrapolítica a nadie pero sí para defender sus intereses y da recetas para la economía española.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos en España (AmchamSpain) ha celebrado una charla entre su presidente Jaime Malet y el "patrón de patrones", Antonio Garamendi. El presidente de la CEOE ha afirmado que España ha votado por la moderación que es lo que necesitan las empresas para crear empleo y riqueza, alejándose de la radicalidad que está a la baja afirmó en clara alusión a Podemos.

Garamendi pidió a Malet que conviene que los empresarios no le hagan la contrapolítica a nadie pero sí que hablen claro en defensa de sus intereses. De hecho, durante la charla narró su conversación con Amancio Ortega a costa de la reciente polémica por su donación de 320 millones de euros a la sanidad pública.

 

El presidente de los empresarios españoles dijo que Ortega no estaba preocupado pero que él se sintió en la obligación de agradecerle públicamente la gratitud por todo lo que ha hecho por nuestro país. ESdiario le preguntó por la reciente elección del presidente de la cámara de comercio de Barcelona, un ferviente independentista que no quiere comerciar con las empresas españolas y ataca abiertamente al Ibex 35.

Garamendi dijo estar "muy en desacuerdo" con sus afirmaciones pero también con la ley cameral; no es razonable que un autónomo tenga el mismo voto que una gran multinacional con miles de empleados y recordó que, esta institución es de carácter pública con unas competencias muy definidas (defender el interés y la preocupación de los empresarios) y no meterse en veleidades políticas.

En la sala estaba presente José Luis Bonet, catalán y presidente de las Cámaras de Comercio Españolas que ya ha indicado que la Chambra de barna no puede hacerle el juego a la Generalitat de Torra.

Como buen vasco, Garamendi recordó la importancia del sector industrial pues allí donde hay industria hay empleo de calidad, riqueza y muy poco desempleo. De hecho, que Indra afirme que necesita 800 ingenieros que no hay en España es una muestra más del estrepitoso fracaso de nuestro modelo educativo muy alejado de lo que realmente demandan las empresas.

La reforma laboral

También recordó a la llamada nueva economía que no debe aprovechar los huecos legales para competir en desigual ventaja con las compañías tradicionales y que la prioridad que tiene el flamante Gobierno es crear empleo así como mejorar nuestra competitividad.

 

 

Dijo que es el momento de introducir mejoras en la reforma laboral que ha permitido salvar de la muerte a muchas empresas y recordó que España sigue teniendo los costes laborales más elevados de la UE, lo que no contribuye precisamente a que las empresas se lancen a la contratación masiva.

También se comentó que muchas empresas rechazan los fondos para formación debido al enorme papeleo que representa la solicitud de unos cursos que en demasiadas ocasiones están ya obsoletos.

Los asistentes

Malet por su parte pidió que los medios de comunicación españoles tengan más sensibilidad con las cuestiones estructurales de la economía española pues a veces son nuestros peores embajadores.

Entre los asistentes al acto pudimos ver a Isabel Tocino, a quien el fundador del PP Manuel Fraga planteó hace 25 años como lideresa de la derecha española, el que fuera secretario de Estado, Miguel Ferre, la periodista Carmen Lomana que se interesó por el grado de indignación de Ortega tras el chorreo podemita o el presidente de Morgan Stanley Spain, Luis Isasi.  

Comenta esta noticia
Update CMP