24 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El alcalde Almeida silencia a Errejón por ir de obrero y ganar 100.000 euros

José Luis Martínez-Almeida e Íñigo Errejón

José Luis Martínez-Almeida e Íñigo Errejón

El alcalde de Madrid cortó con contundencia lo que consideraba una soflama cínica del líder de Más País sus ataques contra Ayuso para solidarizarse con el sur de la capital.

Una lluvia de ataques y críticas despiadadas cayó sobre Isabel Díaz Ayuso nada más anunciar las restricciones en la movilidad para frenar el avance imparable del virus en Madrid. Y en esa carrera por arremeter con la mayor dureza contra la presidenta de la Comunidad de Madrid quiso destacarse Íñigo Errejón. Aunque pinchó en hueso, pues el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, le frenó en seco.

El líder de Más País se mostró totalmente en contra de estas restricciones y se sumó en las redes el hashtag #AyusoConfínateTúPrimero. Para el líder de Más Madrid, esto es un ejemplo de la segregación de clases, ya que estas medidas afectan a los barrios más pobres y que cuentan con una renta per cápita más baja. Una idea que se ha replicado hasta la saciedad entre los dirigentes de la izquierda.

“No contrató rastreadores ni aumentó sanitarios pero Ayuso quiere hacer pagar a los barrios humildes de Madrid su absoluto desastre", fue la crítica lanzada por Errejón en una declaración grabada que colgó en su perfil de Twitter.

 


La solidaridad del diputado con los barrios sureños de la capital no convenció a Martínez-Almeida, que le lanzó una brutal réplica. “Si no se vive en el sur y se ganan 100.000 euros, quizás no es la persona más adecuada precisamente para hacer bandera de todos aquellos que viven en el sur”, le espetó el alcalde en rueda de prensa.

Y de remate, el regidor madrileño aprovechó para valorar así la trayectoria política de Errejón: “Se presentó a las elecciones a la Asamblea de Madrid y duró seis meses para satisfacer su ambición nacional”.

El parlamentario de Más País, eso sí, quiso decir la última palabra y dejó un último mensaje en las redes: "Está bien que el portavoz del partido de la Kitchen se preocupe por mí. A ver si saca también un rato y se preocupa por el resto de los vecinos y vecinas de Madrid, en particular por los del sur a los que quieren segregar".

 

Comenta esta noticia