22 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La vida a cuerpo de rey de Granados que la Guardia Civil desbarató

Granados y su dolce vita quedan retratados en el sumario de la Púnica.

Granados y su dolce vita quedan retratados en el sumario de la Púnica.

El sumario del caso Púnica contiene ingente información sobre los tejemanejes de él y su socio, David Marjaliza. "¡Esto tiene una pinta malísima!", dijo al saber que le seguían la pista.

El levantamiento del secreto del sumario del caso Púnica ha dejado al descubierto la dolce vita de Francisco Granados y su compinche, el constructor David Marjaliza, que junto con sus esposas sumaban casi una veintena de cuentas millonarias en Suiza.

"¡Esto tiene una pinta malísima, me he metido, y eso tiene una pintaaaa!", exclamó el exsecretario general del PP de Madrid al enterarse de qué era eso de la UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil que le pisaba los talones.

En el sumario figura un atestado de dicha unidad con varios de los regalos que los empresarios agraciados con contratos públicos le hicieron a él y otros señalados en la Púnica. Por ejemplo cabezas de toro disecadas que agentes de la Benemérita hallaron en la finca del supuesto cabecilla de la trama en Valdemoro, así como estancias hoteleras en Sevilla.

Además Granados veraneó durante siete años en un chalet situado en la urbanización El Arenal de Marbella, en Málaga, del que era propietaria una sociedad de Marjaliza, y en todo ese tiempo sólo pagó una cuota de alquiler de 3.000 euros en agosto 2007.

La colección de objetos requisados por la Guardia Civil  incluye numerosos productos de lujo. Según la documentación que consta en el sumario, el supuesto cabecilla de la trama y socio del ex consejero madrileño Francisco Granados tenía una colección de plumas de la marca de lujo Mont Blanc para su disfrute propio y para regalar.

En casa del cuñado de Granados, Germán Alarcón Castellano, la Guardia Civil encuentra cuatro plumas de esa casa, un reloj marca Tiffany, otro reloj de pulsera Mont Blanc y la garantía de otro de marca Eberhard. Este último fue comprado en un paraíso fiscal, la isla de Aruba.

En otro edificio, los agentes encontraron en un garaje un cuadro firmado por J. Jiménez Sevilla en cuya envoltura figuraban el nombre del ex diputado autonómico José Miguel Moreno y, encima de este, el del empresario Antonio Pardal.

El escrito refiere que hay testimonios que incriminan a este empresario en la supuesta entrega de regalos y prebendas a autoridades públicas de Valdemoro. Fue un trabajador el que relató a la Guardia Civil que había tenido conocimientos de los hechos ilícitos, de acuerdo a la diligencia de exposición de hechos incluida en el sumario.

Comenta esta noticia
Update CMP