18 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arrimadas afea el bandazo de Roldán y Nart ante la meta común de echar a Sánchez

La portavoz de Cs rechaza las "lecciones de moral" del PSOE, minimiza la crisis en su partido y reitera que han sido los críticos quienes han cambiado de criterio consensuado antes del 28-A.

La meta de Ciudadanos, acordada y aprobada sin fisuras antes del 28-A, es echar a Pedro Sánchez de La Moncloa y poner fin al 'sanchismo'. Que algunos representantes del partido hayan dado un bandazo separándose de la línea acordada, amplificado desde el PSOE y su círculo mediática, es solo cosa de esos críticos. Pero el partido no va a dar su brazo a torcer, ha asegurado Inés Arrimadas.

La portavoz naranja en el Congreso ha insistido este martes en su negativa a apoyar un gobierno socialista de  Sánchez y ha quitado hierro a la crisis interna que vive el partido, con la dimisión del exportavoz económico Toni Roldán, asegurando que son los críticos quienes han cambiado su criterio con respecto al mensaje electoral de Ciudadanos, que prometió que no haría presidente a Sánchez.

 

En una entrevista en el programa 'Espejo Público' de Antena 3, Arrimadas ha minimizado el conflicto vivido en la ejecutiva de Ciudadanos a cuenta de la política de pactos, entendiendo que "ojalá las crisis fueran por mantener la misma posición". Así ha recordado que el veto a Sánchez salió con unanimidad antes de las elecciones, también con el apoyo de Roldán, y otros críticos como los eurodiputados Luis Garicano y Javier Nart, o el dirigente en Castilla y León, Francisco Igea.

"Hay cuatro personas de una ejecutiva de más de 30 que quieren hacer a Sánchez presidente. En este partido se habla, se debate, se vota y podemos discrepar, pero a Roldán le deseo lo mejor", ha asegurado. Roldán anunció ayer que dejaba su escaño y sus cargos orgánicos por sus discrepancias con Albert Rivera, mientras que Garicano forzó una votación en el seno de la ejecutiva para "revisar la estrategia del partido en relación con la investidura y abrir una vía de negociación con Sánchez" que cosechó cuatro votos a favor y tres abstenciones, de un total de 35 miembros.

"Han pasado cosas que refuerzan la posición que tiene Ciudadanos", ha asegurado al ser preguntada por Susanna Griso sobre la decisión de Roldán de abandonar el partido. En este sentido, Arrimadas cree que los pactos "de la infamia" del PSOE en municipios de Cataluña o en la Comunidad Valenciana, Baleares y Navarra, con formaciones nacionalistas, fortalece el veto a Sánchez.

La dirigente de Ciudadanos ha criticado el "teatrillo" y las "lecciones de moral" provenientes del PSOE, ante la crisis en Ciudadanos, y le ha espetado que "sentido de Estado" también tienen quienes no quieren hacer presidente a Sánchez.

 

Comenta esta noticia
Update CMP