23 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ea, ea, ea Zidane se cabrea. Adivina por quién le preguntan para que se moleste

Pocas veces se le ha visto a Zinedine Zidane tan enfadado como hoy en la rueda de prensa previa al encuentro ante el Villarreal. Le han preguntado por Bale y el francés no ha aguantado más.

Zinedine Zidane es un hombre calmado y muy discreto. Es complicado verle fuera de sus casillas, prácticamente imposible, tanto durante los partidos como, sobre todo, en las ruedas de su prensa. Es parte de su indiscutible encanto. Además, está a punto de llevar al Real Madrid a un nuevo título de Liga con lo que se confirma como el entrenador perfecto para un equipo tan exigente como el club del Bernabéu. 

Pero hoy, en la víspera del que puede ser el encuentro del alirón, el entrenador galo ha estallado. Le han hecho una pregunta, otra más, sobre uno de los protagonistas de toda la temporada en el Real Madrid, Gareth Bale. El galés, que cobra 17 millones de euros brutos por campaña (no es responsabilidad suya, sino de quien acordó pagárselos), continúa teniendo un papel completamente residual en el plantel blanco. De hecho, en los últimos encuentros es más noticia por sus extravagantes comportamientos en la grada que por su papel en los partidos, que es prácticamente inexistente. 

 

 

Zidane, que ya el pasado verano reconoció que era mejor que Bale saliera del club cuando antes, se tuvo que comer con patatas al galés y por eso reacciona de manera bastante airada cuando se le pregunta por el ex del Tottenham, pero pocas veces de una forma tan extemporánea como este mediodía. 

"Madre mía, macho, vaya pregunta", comenzaba respondiendo Zidane a la cuestión que le lanzaba un periodista sobre la conveniencia de que Bale saliera del Real Madrid al final de la presente temporada. Y continuó: "¿Qué te voy a contestar? Nosotros pensamos en el partido de mañana y Gareth piensa lo mismo. Tú intentas siempre meter cosas entre nosotros, pero no vas a poder. Cada día preguntas lo mismo, por supuesto que puedes preguntar lo que tú quieras. Tú tienes derecho, pero no vas a poder. Estamos unidos y pensamos lo mismo, Gareth, James y todos los que estamos aquí dentro... Pensamos lo mismo todos".  

Aparte de la polémica, Zidane ha asegurado que el de mañana ante el Villarreal en el Di Stéfano será "el partido más difícil de los que hemos disputado hasta ahora". El Real Madrid afronta estas dos últimas jornadas con 4 puntos, más el gol average, de ventaja sobre el Barcelona, por lo que una victoria mañana le daría su 34º título de Liga. En caso de empate o derrota, tendría que esperar al domingo siempre que el Barcelona gane a Osasuna. Todos los encuentros de la penúltima jornada de Liga comenzarán a las nueve de la noche. 

Comenta esta noticia
Update CMP