25 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Llega el Ford más potente de la historia

Con un V8 sobrealimentado de 5.2 litros con 710CV de potencia acelera de 0 a 60 mph (96 kph) en tres segundos y llega al cuarto de milla (400 m) en 11 segundos. Es el Mustang más rápido.

El nuevo diseño del Shelby GT500 mejora la eficacia aerodinámica,  mientras que los modos de conducción del chasis, incluido el modo carrera de Ford Performance, hacen que éste sea el Mustang  más avanzado hasta la fecha.

 El nuevo Shelby GT500, el tope de cualquier deportivo de calle diseñado por Ford Performance, ofrece su herencia con más de 700 caballos para lograr el coche de calle con más aceleración y la tecnología más eficiente hasta la fecha ofrecida en un Ford Mustang.

Llegará este otoño para unirse a su compañero "de establo"; el Shelby GT350. En circuito, el rendimiento mejora aún más gracias a su chasis de carreras, a los neumáticos Michelin específicos y a los discos de freno delanteros más grandes que cualquier otro cupé deportivo estadounidense. En la calle, su diseño aerodinámico "poderoso" y las tecnologías de ayuda para el conductor de Ford Performance, hacen que sea confortable.

El Ford de serie más potente de la historia

En el proceso de hacer que el nuevo Shelby GT500 fuera el Mustang más rápido de la historia, Ford Performance creó un conjunto motor-transmisión exclusivo para ofrecer nuevos niveles de potencia y velocidad.

"Con el nuevo Shelby GT500, Ford lleva al Mustang de sexta generación a un nivel de rendimiento que antes solo estaba reservado para los coches exóticos", dijo Hermann Salenbauch, director global de los programas de vehículos Ford Performance. "Como buen Mustang, tiene que ser alcanzable y sobreponerse al peso. Con ese fin, hemos establecido un nuevo estándar entre los coches de alto rendimiento estadounidenses con el motor V8 de calle más potente hasta la fecha, además de la caja de cambios más rápida jamás vista en un Mustang para una gran precisión y velocidad".

El rendimiento del Mustang se desarrolló a partir de Ford GT y Mustang GT4

Para aprovechar la potencia y el par del Mustang de serie más potente jamás hecho, se requiere de tecnología de chasis vanguardista, neumáticos Michelin a medida y frenos Brembo®, todos ellos bajo el sello de Ford Performance.

El Shelby GT500 aprovecha la geometría de la suspensión, una nueva unidad electrónica de dirección asistida y muelles helicoidales más ligeros en la parte delantera y trasera. La suspensión activa MagneRide™ de próxima generación, está integrada junto con lo último en tecnologías avanzadas en modos de conducción Ford Performance. La recompensa es la aceleración lateral más alta de un Mustang.

Los neumáticos Pilot Sport 4S Michelin personalizados según la especificación del Ford Performance y los neumáticos más agresivos de la Pilot Sport Cup 2, cuentan con compuestos y banda de rodamiento únicos. Para proporcionar una potencia de frenado adecuada para circuito, se agregaron discos de 420 milímetros, los más grandes de todos los cupés deportivos norteamericanos, además de pinzas Brembo de seis pistones más grandes y rígidos. Con un 20 por ciento más de área de contacto que la del Shelby GT350, estos frenos tienen más del 30 por ciento de masa térmica adicional en los extremos delanteros.

Se ofrecen dos paquetes de conducción con dos niveles de comportamiento para el nuevo Shelby GT500. Un paquete "Handling" que incluye soportes superiores de suspensión ajustables con spoiler tipo Gurney flap. Para los más exigentes, un paquete Carbon Fiber Track incluye ruedas de fibra de carbono de 20 pulgadas con ruedas traseras de 0.5 pulgadas más anchas (11.5 pulgadas), llantas Michelin Pilot Sport Cup 2 exclusivas, alerón de pista de GT4 ajustable de fibra de y splitter aerodinámico integrado. El asiento trasero se elimina para reducir el peso.

Un diseño funcional y poderoso en sintonía con la imagen de Ford Performance gracias a un equipo multifuncional de diseñadores, ingenieros de Ford Performance y colaboradores de competición, el Shelby GT500 2020 tiene un look heroico de pista que coincide con sus grandes capacidades.

Más tecnología y confort para el conductor

El habitáculo diseñado específicamente para Shelby GT500, cuenta con materiales de primera calidad, inspirados en las carreras, y acabados únicos dignos de su potencia de clase mundial. Los puntos de contacto premium incluyen una aplicación en el panel de instrumentos de fibra de carbono y nuevas inserciones en el panel de la puerta en ante de Dark Slate Miko®, con costuras decorativas. Los asientos disponibles para carreras de la marca Recaro, con refuerzos laterales firmes y conductos para arneses de seguridad, ofrecen el más alto nivel de rendimiento. Para aquellos que buscan una mayor comodidad, se ofrecen asientos con inserciones de gamuza ajustables eléctricamente.

El nuevo Shelby GT500 incorpora un grupo de instrumentos LCD a todo color de 12 pulgadas, mientras que cuenta con un sistema de audio premium B&O® Play de 12 altavoces a la medida, de alto rendimiento. Todo esto se controla a través de una pantalla táctil SYNC® 3 de 8 pulgadas con SiriusXM y FordPass Connect™. Los nuevos colores para 2020 incluyen Red Hot, Twister Orange y Iconic Silver, con rayas pintadas también disponibles en los totalmente nuevos Shelby GT500. Forjando sobre el rendimiento de Shelby.

¿Lo malo? El Ford Mustang Shelby GT500, no tiene prevista su comercialización en Europa.

Comenta esta noticia
Update CMP