28 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Después del primer caso disgnosticado ¿llegará la epidemia del Coronavirus a Esp

Que se haya confirmado el primer caso de coronavirus en la Gomera no significa que exista riesgo de epidemia

El Coronavirus de Wuhan ya ha llegado a España, sin embargo el hecho de que se haya confirmado por las autoridades sanitarias y los epidemiólogos el primer caso en la Isla de la Gomera, no significa que exista riesgo de una propagación del virus y que pueda convertirse en Epidemia en España, por varios motivos.

Hoy sabemos que el virus es altamente contagioso, pero no es tan letal como se pensaba en principio, toda vez que a pesar de que los casos diagnosticados en estos momentos supera los 10.000, la mortalidad oscila entre el 2 y el 2.2%.

También sabemos que el período de incubación del virus puede llegar a los 14 días, y que durante este tiempo el contagio es una realidad, como sucede con otros muchos virus como el de la gripe que ahora estamos padeciendo en España y esta sí, en forma de epidemia.

Además, el hecho de que la O.M.S. al final haya declarado la situación como una “Emergencia Sanitaria de Interés Internacional”, significa que todos los Estados Miembros deben cumplir todas las normas de “vigilancia epidemiológica mundial” con total transparencia e inmediatez, y cooperar en la financiación de los estudios del posible tratamiento y la vacuna necesaria, porque estas decisiones son totalmente vinculantes.

Por otra parte, en España contamos con un excelente Sistema Sanitario Público, tanto en sus infraestructuras hospitalarias y de atención primaria, como en sus recursos humanos, totalmente preparados para este tipo de situaciones. Concretamente en Madrid, disponemos de dos “Unidades de Aislamiento de Alto Nivel” , una en el Hospital Carlos III adscrito al Hospital Universitario La Paz y otra en el Hospital Militar Gómez Ulla, que pusimos en marcha con los avances tecnológicos más modernos en 2014, con motivo de la presencia del Virus Ébola en España, y que están en continua actualización en todos los sentidos (recursos físicos y humanos).

 

¿Existe algún riesgo para los 21 españoles que han llegado a España?

Absolutamente no, ningún riesgo porque están “ingresados por seguridad” en una única planta del Hospital Gómez Ulla, donde permanecerán durante los 14 días a que nos referíamos antes como posible “período de incubación”, en situación de “cuarentena”, pero “no aislados”, porque no están enfermos. Son personas sanas que han convivido durante días en el epicentro de la epidemia y que tras las pertinentes exploraciones estamos seguros de que no presentan ningún síntoma sospechoso de padecer la enfermedad y por ello han sido repatriados a España. Durante los 14 días de cuarentena, serán explorados continuamente para valorar su estado clínico y tras este periodo serán dados de alta y podrán hacer su vida normal.

Y si alguno de ellos padeciera la enfermedad, tampoco tendríamos que alarmarnos porque de inmediato sería ingresado en la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del mismo hospital, en la que ya si estaría “aislado” y con el tratamiento adecuado en cada momento.

 

¿Podemos hacer comparaciones con el S.A.R.S. de 2002?

Es verdad que aunque no llegue a la categoría de refrán, con frecuencia nos acordamos de que “las comparaciones siempre son odiosas”, pero en este caso, sinceramente creo que nos beneficia poder comparar esta epidemia con la del Síndrome Respiratorio Agudo Severo de 2002, que también tuvo su origen en China.

En aquella ocasión, si bien los casos diagnosticados fueron menores y no superaron los 8.000, la mortalidad fue mucho más alta, superando incluso el 10%, cuando ahora se sitúa alrededor del 2%.

Y si comparamos nuestros estilos de vida, la seguridad de nuestros mercados de alimentos, nuestro sistema de vigilancia epidemiológica y control de enfermedades y nuestro sistema sanitario, tanto público como privado, desde luego tenemos muchos motivos para estar tranquilos y que no se contagien el miedo y el pánico.

Sabemos que la falta de información es la causa del miedo, la incertidumbre y las alarmas que aparecen en algunos medios de comunicación y sobre todo en las redes sociales, algo que sucedió y con mucha frecuencia en 2002; pero las cosas han cambiado y mucho afortunadamente en este sentido, a pesar de que el Alcalde de Wuhan aceptara públicamente hace unos días que tardó mucho tiempo en informar a las autoridades del gobierno central de los primeros casos de la enfermedad, algo que por supuesto ha perjudicado a la hora de conocer los primeros datos epidemiológicos de la epidemia.

 

¿Existen casos de discriminación o de rechazo social con la población China?

Me gustaría pensar y decir que no, pero la verdad es que algunos ciudadanos chinos y otros españoles de raza china, aseguran que están siendo víctimas de un rechazo social totalmente incomprensible. En sus propias palabras “el virus está en China, pero no en los chinos”“aunque sea de raza china, yo nací en España, soy español y mis hijos son españoles”.

Una verdadera lástima que tengamos que asistir a estas declaraciones, porque los españoles somos especialmente solidarios con todo el mundo y nadie tiene derecho a discriminar a alguien por su condición genética.

Subí hace unos días al autobús en hora punta y estaba repleto de personas, pero atravesé todo el autobús hasta el final y pude observar que había un asiento vacío y que no estaba reservado para personas discapacitadas. Al sentarme, mi compañero de asiento era un ciudadano de raza china; me pregunté y me sigo preguntando ¿por qué nadie se había sentado en ese sitio libre cuando había tantas personas de pié? Prefiero pensar que nadie había visto ese asiento libre.

No, rotundamente no existe ningún motivo para no asistir a un restaurante chino, saludar a los chinos, seguir comprando en sus establecimientos o convivir con ellos, porque como decía este ciudadano “el virus está en China, pero no en los chinos”.

 

Para estar tranquilos, lo mejor es recordar lo que debemos hacer para prevenir la enfermedad

Sabemos que afecta a nuestro sistema respiratorio y que el virus tiene un alto poder de contagio entre personas a través de las pequeñas y microscópicas “gotitas de Flügge”, que expulsamos a la hora de hablar, reír, estornudar o toser y que se nebulizan en el aire que respiramos.

La mejor forma de prevenir la enfermedad consiste en seguir poniendo en marcha lo que ya sabemos hacer para controlar el contagio de la gripe: taparse la boca y la nariz a la hora de toser o estornudar con un pañuelo desechable o bien con las manos, siempre que después las lavemos convenientemente.

Y desde luego aprovechar para recordar que la vacuna de la gripe y del neumococo, con las que si contamos en nuestro calendario de vacunaciones, son eficaces para prevenir estas dos enfermedades, que son especialmente importantes en este momento en España.

 

¿Debemos acudir a Urgencias si notamos algunos de los síntomas?

Como ya sabemos, los síntomas son muy similares a los de la gripe o cualquier resfriado: fiebre, tos, dolor de cabeza, decaimiento general y a veces dificultad para respirar, que en pocas ocasiones puede desencadenar una neumonía. Las recomendaciones para esta nueva enfermedad, en el caso de que nos afectara, son las mismas que las que debemos tener presente ante la gripe.

El primer paso no es acudir a las Urgencias Hospitalarias, sino llamar a nuestro Centro de Salud o al 112 y que un médico visite al paciente en su domicilio. Es lo que siempre hemos conocido como “avisos a domicilio” y no deberíamos saltarnos este paso porque es fundamental: nos atenderán con mayor rapidez y el médico decidirá si debemos acudir al hospital, en cuyo caso ya no tendremos que esperar horas en urgencias para ser atendidos, porque acudimos por orden de nuestro médico.

Tampoco debemos olvidar que cuando nuestro Centro de Salud está cerrado, por las noches o en fin de semana, disponemos de las Urgencias de los Centros de Salud que están de guardia y que cuentan con profesionales sanitarios perfectamente preparados para tomar la decisión clínica más adecuada en cada caso.

Diferentes estudios han demostrado que el 75-80% de los casos que se atienden en las Urgencias de los Hospitales, podrían ser atendidos perfectamente y con todas las garantías de calidad, en nuestro domicilio o en las Urgencias de los Centros de Salud que están de guardia, por lo que es fundamental que entre todos tratemos de “optimizar” nuestros recursos asistenciales, para que todos nos podamos beneficiar de ellos.

En definitiva, no existe ningún motivo de alarma, aunque seguiremos alerta desde todas nuestras estructuras sanitarias, una de las mejores del mundo.

 

Jesús Sánchez Martos

Catedrático de Educación para la Salud

Universidad Complutense de Madrid

@jsanchezmartos

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP