La importancia de lo pequeño

Hay ejemplos de circunstancias que parecen pequeñas, pero que se hacen grandes para dibujar la desigualdad, como los micromachismos, la cosificación de la mujer o el lenguaje sexista

En ocasiones creemos que algunas cosas no tienen demasiada relevancia, pero estamos equivocados.

Un castillo se hace piedra a piedra, peldaño a peldaño. La piedra sola puede no ser  importante en sí, pero la construcción completa tiene miles de ellas, y cada una de ellas es necesaria para la terminación de la obra. Significa que una sola piedra es necesaria para que el castillo esté completo. Tenemos que ir poniendo nuestro granito de interés en la lucha contra la violencia de género, cada voluntad genera complicidad con los demás, cada persona es parte del ejército de humanos que no consiente estos abusos, estas situaciones dantescas. El castillo completo somos todos.

La fuerza radica en la unión de las personas y en hacer entender a los demás que algunas cosas de la vida rutinaria tienen su importancia y, por pequeñas que sean esas cuestiones, tienen un significado, y lo negativo tenemos que erradicarlo, cambiarlo, porque lo que es pequeño lo convertimos en grande en negativo, pero también en positivo.

Hay ejemplos de circunstancias que parecen pequeñas, pero que se hacen grandes para dibujar la desigualdad, como los micromachismos, la cosificación de la mujer, el lenguaje sexista y no inclusivo, el mansplaining, el techo de cristal, la distribución de tareas del hogar por sexos, los juguetes sexistas, la segregación escolar, las arbitrariedades, las desigualdades obvias, los comportamientos irracionales desfasados, los abusos.

Cada cuestión es importante… y debemos plantearnos el qué, cómo, cuándo, dónde y  por qué … Desglosar las situaciones para saber porque sigue la intolerancia…  

Quieren venir con límites, con barreras, con fronteras, con agarres y cadenas de pensamientos antiguos basados en puro machismo a nosotras, pero eso ya no es posible porque somos el propio viento, un material etéreo que no pueden parar, unas voluntades cargadas de fuerza, de ímpetu y de voluntad, y, ¡cómo no!, de orgullo. Se oyen nuestras voces en todas partes, y nuestra presencia “no es pequeña”, ya no.

¿Y cuál es la pócima para curar la LGTBIfóbia, el machismo, el racismo y la ignorancia en general?  La respuesta siempre es la misma, la coeducación mediante los agentes socializadores, es decir, abordarlo desde el punto de vista familiar, escolar y en el entorno social, evitar a toda costa las discriminaciones por ser “alguien” que no cuadra en algunos cerebros del paleolítico. Cada vez más, vamos comprendiendo que los seres humanos podemos ser diferentes pero iguales.

Si sabemos cuál es la fórmula que puede minimizar considerablemente esta lacra social, ¿por qué no la ponemos en marcha?... ¿No es llamativo que el I Congreso Internacional en Coeducación y género: perspectivas y retos de futuro para una educación en igualdad, que se celebrará en Madrid los días 27 y 28 de octubre 2018, se haga a instancia de personas implicadas y no de instituciones?

El I Congreso Internacional en Coeducación y género: perspectivas y retos de futuro para una educación en igualdad, se celebrará en Madrid los días 27 y 28 de octubre

Sí, personas implicadas, oyen ustedes bien. Es muy alarmante cuando a todo el mundo se le llena boca diciendo que es muy importante la educación en igualdad desde la más temprana edad, incluso desde las guarderías. Trabajemos entonces en ello.

Este congreso va a ser posible gracias a la unión de miles de virtuales profesionales a través de la red social  “Claustro virtual de coeducación”  que quieren formarse, aprender, compartir y luego ponerlo en práctica en las aulas de los centros escolares de toda España. Que creen en una educación en igualdad entre hombres y mujeres en todos los niveles educativos. Y todo gracias a la espectacular organización de las profesionales  Marian Moreno Llaneza y Yolanda García Fernández.

Así, persona a persona, han creado este espacio coeducativo, este gran castillo que no es ni de príncipes ni de princesas, de personas que conviven entre ellas, porque como dije antes la fuerza radica en la unión de las personas, en su complicidad para comprensión y el entendimiento. La reciprocidad.

Allí, face to face, con mucha ilusión estaremos en el Congreso compañeras y compañeros de batalla. Como dice Chus López Cañete, idearia de este congreso, “la escuela será coeducativa o no será”.

El santo y seña es la COEDUCACIÓN junto a la inscripción.

*Grupo EmeDdona

Comenta esta noticia
Update CMP