Liderazgo femenino

Hoy puede decirse que el concepto ´mujer´ está de permanente actualidad, aunque todavía hay mucho por hacer en este ámbito. Y más por conseguir.

Me resulta raro que, pasado el 8 de marzo, día Internacional de la Mujer, escriba sobre la misma, en otros momentos nada normal. Pero hoy puede decirse que el concepto “mujer” está de permanente actualidad.


Las mujeres de mi generación, y alguna anterior, nos caracterizamos por el intento, que yo ya he vivido prácticamente generalizado, por incorporarnos a través de la formación al mundo del trabajo. Evidentemente transcurridos los años, esta realidad está generalizada, aunque con muchos “peros”. Todavía hay mucho por hacer en el ámbito mujer, y más por conseguir.


Sucede que aprovechando el momento, que evidentemente nos da oportunidades que no son casuales, por supuesto, se están realizando foros, encuentros, jornadas con el liderazgo femenino como tema de reflexión. Me llaman especialmente la atención los económicos, un mundo complicado hasta hace poco para la mujer, y donde se visibiliza a las profesionales con puestos de responsabilidad, que nos cuentan su experiencia y animan a las que acudimos a escucharlas.


Realmente la idea de negocio subyace en los mismos, como es normal, pero evidentemente como hay muchas mujeres con grandes capacidades, con inquietudes, y responsabilidades, pues tienen verdadera relevancia. ¡Se nos empodera a las mujeres! Es otro de los objetivos que cumplen estas jornadas, ya que es cierto, la autoconfianza es la base de cualquier objetivo cumplido, y a menudo se nos reprocha el no salir de la zona de confort para intentarlo. Pero tengo que reconocer que las que estamos ahí somos unas privilegiadas, hemos recorrido mucho camino.


La realidad, que sigue siendo de contrastes, nos lleva cada día con más fuerza a trabajar intensamente por muchas mujeres que no lo han conseguido, que se quedaron en el camino, o que no tuvieron ocasión de intentarlo, y sí luchan, pero de manera callada, por sobrevivir en su día a día. Es la otra cara de la realidad.


Los últimos acontecimientos nos han levantado a todos, ya que verdaderamente no se puede evitar que se te encoja el alma y te duela el corazón. Pero desde la serenidad, la reflexión y el conocimiento, es desde donde se puede opinar y actuar, salvando siempre el respeto que hay que tener por cualquier resolución judicial. He leído a especialistas en Derecho Penal, que ha fallado el legislador, la aplicación de nuestra norma, no permite llegar donde buena parte de la población pretendía. Evidentemente habrá que modificarla.


Pese a todo, la sociedad con las mujeres a la cabeza, seremos capaces de seguir luchando para que, como nosotras intentamos en nuestra vida diaria, convirtamos las debilidades en oportunidades, y ayudemos a concienciar, educar, colaborar, luchar, legislar, permitir, ayudar,… ,y siempre desde nuestra condición, primero a las mujeres que lo necesitan, y segundo, a la sociedad, que demanda que sigamos liderando las transformaciones, desde la casa, la empresa, la asociación, el partido y la familia.

Comenta esta noticia
Update CMP