22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bankia pone el acento en los perjuicios de la inestabilidad política en España

El CEO de Bankia, José Sevilla

El CEO de Bankia, José Sevilla

José Sevilla recuerda que BMN está dando beneficios un año antes de lo estimado y desvela todas la cifras de una entidad que avanza a velocidad de crucero.

Durante la presentación de resultados del primer semestre y a preguntas de ESdiario, el CEO de Bankia, José Sevilla, ha asegurado que la falta de un Gobierno estable impacta negativamente sobre la economía de España pues las empresas lo que buscan es un Ejecutivo sólido y decidido que acometa los planes que el país requiere.

No ha querido adentrarse en si es mejor volver a celebrar elecciones en vez de tener un Gobierno que hiciera poco caso de la ortodoxia de Bruselas pero con estas palabras se suma a otros referentes económicos que sí apuntan que este "quilombo" hace que España crezca menos de lo que podría.

Además, ha aclarado que la existencia de un Gobierno en funciones no varía los planes de Bankia sobre su privatización para diciembre de 2021 pues su día a día no se ve afectado.

La entidad mejora todo

Tanto José Sevilla como el director financiero adjunto, Leopoldo Alvear han recordado que la antigua Caja de Madrid sigue mejorando la calidad de su balance y logra un beneficio neto de 400 millones hasta junio lo que equivale a un 22,3% menos. 

Por segundo trimestre consecutivo crece el saldo de crédito total no dudoso y supera los 106.700 millones, lo que confirma la tendencia positiva.

 

 

Las nuevas formalizaciones de hipotecas y crédito al consumo han crecido un 5,4% y un 16,2%, respectivamente, en tasa interanual, mientras que en empresas el saldo no dudoso avanza un 4,5%.

 

El ritmo de captación neta de clientes continúa fuerte y, en 12 meses, la base ha aumentado en 153.000 personas (un 63% más de lo que estaba creciendo hace un año) y ha elevado en 144.000 el número de clientes con ingresos domiciliados (29%+).

La reputación del sector

Creen que todos los casos vinculados al BBVA y al Santander están repercutiendo negativamente sobre la reputación del sector y destacan la difícil situación que atraviesan las entidades en un entorno de tipos de interés negativos, que espera Sevilla que no se prolongue durante mucho tiempo pues distorsiona el mercado y desincentiva la inversión en el Tesoro público así como otros activos.

Recuerdan que la integración de BMN ha logrado unos beneficios de 190 millones de euros un año antes de lo presupuestado y que se han disparado la concesión de hipotecas a tipo fijo.

Respetan por último, las recomendaciones del Banco de España pidiendo moderación en la remuneración a los accionistas y seguir mejorando la calidad del capital pero reivindican su independencia bancaria para tomar las decisiones oportunas en cada momento. 

 
Comenta esta noticia
Update CMP