30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

C5 Aircross PHEV, empieza la hibridación en Citroën

Nos hemos puesto al volante del primer híbrido enchufable de la marca de los chevrones, su modelo más grande, que gracias a la tecnología de electrificación es todavía más cómodo.

El Citroën C5 Aircross es un coche que nos gusta por muchos atributos, pero si hay que destacar dos serían su comodidad y su amplitud, lo que le convierte en uno de los SUV medios más interesantes. La versión PHEV (híbrida enchufable) ahonda en esas virtudes con un silencio de marcha exquisito cuando se usa en modo 100% eléctrico, y le otorgará más adelante la posibilidad de llevar tracción total y ofrecer hasta 300CV, redondeando un modelo cuya personalísima estética nos ha cautivado desde el principio.

Y no solo a nosotros, más de 15.000 unidades vendidas en España en tan solo dos años avalan su éxito y el acierto de Citroën al apostar por diferenciarse del resto de competidores. El C5 Aircross PHEV es el primer paso de la electrificación de la marca francesa del grupo PSA, que quiere estarlo al completo en 2025. Distinguirlo de sus hermanos de gama se hace por medio de los pequeños detalles que le diferencian como los logos y toques del pack color ‘Blue Anodisé’ que puede verse en los Airbump y la zona inferior del paragolpes.

C5 Aircross hybrid

El Citroën C5 Aircross Hybrid combina el motor 1.6 Puretech de gasolina de 180 CV y otro eléctrico de 109CV, lo que se traduce en una potencia total de 225 CV, mientras que el par, instantáneo, es de 320 Nm. Trabaja junto con el cambio automático de ocho relaciones denominada e-EAT8, que transmite la fuerza al eje delantero. En el futuro llegará la versión con un tercer motor eléctrico en el eje trasero para sumar 300CV y tracción total, como sus primos el Peugeot 3008 y el DS7 E-Tense.

Su batería, que es de 13,2 kWh de capacidad con la que se consigue una autonomía de 55 kilómetros en modo eléctrico, y en un enchufe doméstico requerirá de siete horas para cargarse al completo, pudiendo bajar esa cifra hasta las 2h en la carga a 7,4kw. Con los tres modos de conducción, Electric, Hybrid y Sport se puede circular en modo totalmente eléctrico hasta los 135 km/h o combinando ambos motores para tener un comportamiento más dinámico y conseguir consumos en el entorno de los 5 litros a los 100, una cifra muy buena para un coche que pesa más de 1,8 toneladas.

El espacio interior no cambia, y no se pierde el sistema que desplaza la segunda fila de asientos 15 cm; pero el maletero pasa de 580 a 460 litros. Esta reducción no se debe a la ubicación de las baterías, que van alojadas en el piso, sino al nuevo eje multibrazo que ha sido instalado en el eje trasero a modo de refuerzo para aguantar los 350 kg que pesan las baterías y que mejora el comportamiento frente a sus hermanos de combustión.

Lo que no varía es la comodidad total con la que el C5 Aircross nos transporta. La suspensión con amortiguadores progresivos con tope hidráulico en conjunción con los asientos Advanced Comfort, con una espuma de mayor densidad y una de tipo viscoelástica de 15 mm, consiguen que parezca que circulemos sobre cojines.

C5 Aircross PHEV

El Citroën C5 Aircross Hybrid está disponible con dos acabados, ‘Feel’ y ‘Shine’, y tiene un precio de partida de 40.900 euros, que se quedan en 35.700 euros con los descuentos que ofrece la marca de los chevrones y que puede reducirse hasta 32.700 euros si el cliente puede acogerse al Plan Moves II.

Comenta esta noticia