18 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Puigdemont se esconde en su mansión de Arrimadas: "Esta casa es una falacia"

Arrimadas, esta pasada semana en Madrid cuando anunció su salto nacional

Arrimadas, esta pasada semana en Madrid cuando anunció su salto nacional

El político separatista ni se atrevió a asomarse por la venta cuando la dirigente de Cs acudió a la puerta de su mansión a llamarle "fugado" y rechazar toda esperanza de independencia.

Inés Arrimadas derrotó a Carles Puigdemont por incomparecencia, en su propia casa, y nunca mejor dicho. La dirigente de Cs, que en las vísperas había coqueteado con un encuentro con el catalán luego anulado, se plantó este domingo frente a la imponente mansión en Waterloo (Bélgica) para desmontar su relato político y, de paso, mostrar las inmensas diferencias entre su nivel de vida en en una imponente mansión y la situación del resto de golpistas, en Soto de Real o Alcalá-Meco y todos camino del Tribunal Supremo.

 

Lo curioso es que Puigdemont no se atrevió a salir y ni siquiera se asomó por la ventana, limitando todo gesto a uno casi infantil: alguien, fuera él o un colaborador, abrió la puerta del chalet ligeramente, y así la dejó hasta que terminó el acto de Arrimadas.

"Es una mentira"

"Estamos representando a millones de catalanes y no vamos a permitir que el separatismo nos diga a qué rincones de Europa podemos venir y a qué rincones no. Esta casa en el imaginario separatista es la sede de una República independiente y eso es una falacia, es una mentira", ha declarado Arrimadas ante la prensa convocada.

 

Comenta esta noticia
Update CMP