Fernando Giner (Cs) meterá a Valencia "en un tren de lavado"

El portavoz de Ciudadanos quiere reconvertir una ciudad “incómoda, sucia y atascada” en Capital Mediterránea Inteligente en la que “no se anteponga la ideología a la comodidad de los ciudadanos”.

El proyecto de Fernando Giner, cuyas líneas generales ha presentado este jueves, tiene algunos objetivos inmediatos, como el de “meter a Valencia en un tren de lavado”, con doble baldeo, limpieza de graffitis y farolas, y adecentado y limpieza general durante los meses de julio y agosto para que a la vuelta de vacaciones los ciudadanos la encuentren en condiciones.

Pero también tiene objetivos a más largo plazo, como el de afrontar el “enorme reto demográfico de la ciudad”, especialmente en infancia y mayores, distinguiendo en el segundo de los casos la franja 65-80 de la de los mayores de 80 por tener necesidades diferentes.

Y todo con la idea de transitar por el siglo XXI sin renunciar a “nuestras esencias”.

Movilidad, no “a martillazos”

Respecto a la movilidad, uno de los grandes ejes de la campaña para el 26-M, Giner quiere estructurar la EMT con dos grandes frecuencias de paso: 5-7 minutos para los autobuses urbanos de la circunvalación, y 8-10 en hora punta como frecuencia general.

En este sentido critica al actual alcalde, Joan Ribó, por diversos motivos: porque “aún no sé si se ha gastado los 10 millones que consiguió Ciudadanos del Estado para el Transporte Metropolitano, y porque “Ribó está abriendo carriles-bici a martillazos”, a última hora, sin que lo pidan los vecinos ni atender a cuestiones básicas de seguridad vial.

Ribó “está estropeando las principales calles de Valencia, Reino de Valencia, Cirilo Amorós, y Colón. Giner propone revertir el carril-bici de Reino de Valencia (que ha costado 250.000 euros de los que sólo 50.000 son de fondos europeos), y reordenar la calle Colón porque “este modelo nos lleva a un centro anglosajón con la expulsión de los vecinos”.

Notable bajada de impuestos

En materia económica, Giner quiere bajar un 7% el IBI, reducir los impuestos para los coches no contaminantes, y quitar la plusvalía por herencias. A pesar de la polémica que Ribó abrió, el alcalde aún no ha cobrado el IBI a la Iglesia, recuerda Giner, que también se propone proteger a los comerciantes que pagan sus impuestos.

Y poner “en cuarentena” las fundaciones municipales. En opinión del candidato de Ciudadanos faltan funcionarios y policías locales pero sobran enchufados.

Y si bien es cierto que el actual alcalde, Joan Ribó, ha amortizado 38 millones de deuda, según Giner ese mismo día pidió un préstamo de 33 millones.

Reconversión de las áreas de gobierno

Giner concibe el Ayuntamiento de Valencia con cuatro grandes áreas: economía, desarrollo y trabajo autónomo; movilidad sostenible y calidad de vida; familia y bienestar social; cultura y tradición valenciana.

A esas cuatro áreas el candidato de Ciudadanos prevé añadir otras dos, dependientes de alcaldía: la de Transformación Digital y Transición Energética, y la de relaciones con Europa.

La primera persigue cosas como poner sensores que detecten que los contenedores están llenos, convertir en inteligentes a los semáforos para aminorar los tiempos de espera, o que no se riegue cuando llueva. La segunda área quiere conseguir cofinanciación europea, una gran oportunidad no suficientemente aprovechada en la actualidad.

Política de pactos: no sin respeto a los derechos sociales

Fernando Giner también tiene sus líneas rojas en materia de pactos, aunque no emplee esa denominación. Pero anuncia que no puede pactar con nacionalistas ni partidos sin regenerar, y que no puede “ceder ni un centímetro en derechos sociales” como los de los LGTBI.

La buena noticia en su opinión es que “los valencianos ya no han de elegir entre los que han gobernado los cuatro últimos años ni los que gobernaron los anteriores”. “Tengo el mejor proyecto para Valencia, Ribó (Compromís) no tiene, y Sandra Gómez (PSPV) es una incógnita”.

La candidata socialista, actual teniente de alcalde, según los cálculos de Giner, en 500 votaciones producidas en el Ayuntamiento en estos 4 años ha votado siempre con Ribó, “desaprovechando la oportunidad de que supiéramos qué proyecto de ciudad tiene tras 24 años con su partido en la oposición”.

Comenta esta noticia
Update CMP