27 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Antonio Miguel Carmona deja la política pese a tener ofertas de otros partidos

El dirigente del PSOE que mejor resultado tuvo en las cuatro grandes capitales renuncia a cualquier cargo público tras haber sido el más votado por Madrid para ir al Senado.

Antonio Miguel Carmona, tal vez uno de los dirigentes socialistas más mediáticos de los últimos años, deja la política institucional y no concurrirá a las primarias ni a ningún proceso para seguir siendo concejal del Ayuntamiento de Madrid o Diputado de la Asamblea autonómica.

Tampoco irá al Senado, pese a ser el hombre más votado por los militantes para formar parte de la lista socialista en la candidatura a la Cámara Alta. Así se lo ha comunicado en una carta, a la que ha accedido ESdiario, a los secretarios generales del PSOE en Ferraz y en Madrid, Pedro Sánchez y José Manuel Franco.

Carmona siempre se opuso aSánchez y Ferraz le tenía en la diana, aunque su elegante salida intente no hacer ruido 

Carmona, histórico detractor de Sánchez en aquel tumultuoso momento en que fue relevado de la secretaría general por buscar un pacto con los independentistas, se posicionó también en las Primarias a favor de Susana Díaz; lo que le valió una enorme inquina desde Ferraz pero no alteró su ascendencia en las bases.

Ahora, con la elección de Pepu Hernández promocionado por el propio Sánchez, prefiere renunciar a cualquier cargo institucional, según explica en una misiva en la que también revela que, aunque tuvo ofertas de otros partidos que no precisa -aunque se cree que tanto a Ciudadanos cuanto Más Madrid no les desagradaría su incorporación-, seguirá militando en el PSOE. 

 

 

"Los socialistas se siembran, como decía nuestro fundador Pablo Iglesias, no se cambian de partido a pesar de las llamadas de otras organizaciones que yo también he recibido", explica en su texto de "agradecimiento" a Sánchez y Franco.

El último mensaje

Carmona seguirá presidiendo la Fundación Socialdemócrata y dando clases en la Facultad de Económicas como recuerda venir haciendo desde hace treinta años.

"Unos hacen el bien a cambio de algo, otros a cambio de la gloria, los socialistas tratamos de hacer el bien a cambio de nada", remata con una carga de profundidad que, entre sutiles parabienes, remata un enfrentamiento de años entre el hombre que dio la alcaldía de Madrid a Manuela Carmena y el que el arrebató la secretaría general a Susana Díaz.

Comenta esta noticia
Update CMP