09 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¡Receta!: Torrijas de leche y canela como Dios manda

Todo lo que debes saber para que te salgan cremosas y perfectas

Doradas por fuera a la vez que extremadamente cremosas, tiernas y lechosas por dentro, así son estas fascinantes Torrijas de leche y canela. Si tú también quieres disfrutar de toda su riqueza y sabor existen unas reglas de oro que debes tener siempre muy presente a la hora de elaborar este clásico de nuestra gastronomía tan aclamado en estos días de Pascua:

- Primero, utiliza siempre una barra de pan del día anterior con miga densa y compacta tipo candeal o compra un pan especial de torrijas.

 - Segundo, la leche es mejor que la infusiones el día antes para que todos los sabores adquieran presencia y personalidad.

 - Tercero, los huevos, hay que batirlos a conciencia.

 - Cuarto y más importante, ¡el aceite!. Asegúrate siempre de que el aceite esté muy caliente a la hora de freír la torrija, de esta manera consigues que toda la capa exterior del pan selle inmediatamente creando una barrera que evita que el aceite penetre y empape su interior.

- Quinto y último, fríelas poco a poco sin llenar la sartén para no bajar la temperatura del aceite.

Siguiendo estas sencillas recomendaciones vas a disfrutar de una torrija perfecta llena de sabor y con una textura absolutamente impecable.

Dificultad: Baja
Tiempo de preparación: 40 minutos

Ingredientes para 15 torrijas

Una barra de pan de torrijas
1 litro y medio de leche
5 o 6 ramas de canela
3 semillas de cardamomo
1/taza de azúcar
2 huevos
1 litro de aceite de oliva
canela en polvo

Preparación:

1- En una cazuela calienta la leche junto a las ramas de canela, las semillas de cardamomo machacadas y el azúcar. Remueve un par de veces y cuando comience a hervir baja la intensidad del fuego. Mantén durante 15 minutos más para que la leche se enriquezca y absorba todos estos deliciosos sabores. Después deja atemperar.

2- Una vez fría la leche vierte el resultado por un colador de malla fina para eliminar los sólidos.

3- Reserva las ramitas de canela.

4- Bate los huevos hasta conseguir que espumen ligeramente.

5- Corta el pan en rebanadas de 2 centímetros y sumérgelas durante 15 segundos por cada lado en la leche infusionada.

6- Seguidamente ponlas sobre las ramitas de canela para que drene el exceso de leche. Después pasa cada rebanada por el huevo y fríelas en una sartén alta con el aceite muy caliente durante 1 minuto por cada lado o hasta que estén doradas.

Retira las torrijas a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa y deja que templen.

En un recipiente mezcla azúcar blanca y canela. Reboza las torrijas hasta cubrirlas por completo

… y disfruta de uno de los postres más ilustres y tradicionales en estos días de Semana Santa.

Gastroamantes.com

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP