21 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rivera pide al PP que haga más autocrítica y menos "chistes" con el 155

El líder de Ciudadanos insiste en que la "preferencia" de Ciudadanos tras el 26 de mayo es formar Gobiernos "constitucionalistas" y de cambio con los de Casado, pero sin "frivolidades".

Albert Rivera sigue reconociendo a Pablo Casado como su socio preferente para los gobiernos y los grandes pactos, pero se queja de los exabruptos, los bandazos y las salidas de tono. Así, ha reclamado al PP que "no frivolice" con el ofrecimiento de la formación naranja para activar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña y le ha recomendado que haga autocrítica tras la "debacle" sufrida en las pasadas elecciones generales.

"Pediría al PP que no frivolice con Cataluña. Se ha pasado toda la campaña hablando de eso y ahora resulta que el 155 es un chiste", ha dicho en una entrevista con Susanna Griso en el programa 'Espejo Público' de Antena 3, donde ha subrayado que "aplicar la Constitución, defender la convivencia y que se cumplan las leyes en Cataluña no es un chiste".

Así ha respondido a la vicesecretaria de Política Social del PP y coordinadora de la campaña de las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo, Cuca Gamarra, que calificó de "chiste" que Cs ofrezca "cuatro senadores" al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para aplicar esa medida.

Ciudadanos tenía seis senadores designados por los Parlamentos autonómicos y en los comicios generales del 28 de abril obtuvo cuatro escaños en la Cámara Alta, tras no haber conseguido ninguno en las elecciones de 2016.

Los escaños del PP en Cataluña

Rivera ha señalado que él podría "decir lo mismo de los escaños del PP en Cataluña", donde ha pasado de seis a uno en las últimas elecciones generales y de once a cuatro en las autonómicas. "Pero no lo voy a hacer, porque creo que es importante hasta el último escaño del PP en Cataluña", ha añadido. En su opinión, que los 'populares' recurran a ese tipo de críticas contra Cs "denota inseguridad y preocupación" por el resultado obtenido en las urnas, pero "se equivocan" si insisten en tratar al partido naranja como a un "enemigo".

"La culpa de la debacle de un partido tiene que ver con el propio partido, no con los demás", ha defendido antes de instar al PP a "hacer autocrítica" en relación con los casos de corrupción y las "peleas" internas.

Además, ha dicho que si Ciudadanos hubiera pasado de 137 escaños en el Congreso a 66, como le ha ocurrido al PP con respecto a los resultados electorales de 2016, él se habría pensado la opción de dimitir, aunque ha admitido que tendría que verse en esa situación para tomar una decisión.

Impedir los gobiernos de Podemos

De cara a las elecciones municipales y autonómicas, espera que el PP deje de estar "obsesionado" con Cs y colabore para evitar que Podemos llegue al Gobierno de la Comunidad de Madrid y para que capitales como Barcelona, Valencia o Málaga tengan Ejecutivos "moderados, liberales y sensatos", sin participación de Podemos ni de partidos nacionalistas.

Sobre los pactos postelectorales, ha indicado que "la preferencia de acuerdo" fijada por la Ejecutiva de la formación naranja es intentar formar Gobiernos "constitucionalistas" y hablar con el PP para constituir "Gobiernos de cambio". "Si no, nos iremos a la oposición", ha añadido.

 

Por otro lado, Rivera se ha referido a los resultados conseguidos por Ciudadanos en Cataluña en los comicios generales, donde no ha logrado superar a los partidos independentistas ni aumentar el número de diputados. Según ha apuntado, Cs ha ganado casi 100.000 votos respecto a 2016 y se han quedado a muy poco de conseguir un sexto escaño. A su juicio, los resultados responden a que el electorado separatista se ha movilizado para que gobierne Sánchez porque "promete indultos" para los posibles condenados por el 'procés' y "un mediador" en el diálogo con la Generalitat.

 

Comenta esta noticia
Update CMP