13 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Empapelan la sede del PSOE de Valladolid con carteles de Sánchez y se arma

Pedro Sánchez en un acto con militantes.

Pedro Sánchez en un acto con militantes.

Un grupo de militantes socialistas han puesto el grito en el cielo por la falta de neutralidad de una agrupación en la que hace semanas la diputada Soraya Rodríguez protagonizó un incidente.

Parece que Óscar Puente, el alcalde de Valladolid y uno de los pocos irreductibles de Pedro Sánchez, está decidido a poner a su agrupación al servicio del exsecretario general, obviando las más elementales normas de neutralidad para la carrera a las primarias.

Si el pasado 17 de enero, según reveló ESdiario, la diputada susanista Soraya Rodríguez se vio obligada a abandonar precipitadamente la sede socialista en la capital del Pisuerga al grito de "¡traidora!" y "¡no es no!", la presencia de Sánchez este sábado en un acto de la precampaña para las primarias ha desatado una enorme polvareda.

La diputada susanista Soraya Rodríguez tuvo que dar la espantada en el mismo lugar al grito de "¡traidora!"

Alguien ha empapelado la sede de Valladolid con carteles de Sánchez, dentro y fuera. Y eso no ha sentado nada bien a algunos militantes.

La polémica por la falta de neutralidad del aparato del PSOE vallisoletano ha llegado a tal punto que algunos afiliados, susanistas, patxistas o simplemente contrarios a Sánchez, han puesto el grito en el cielo.

Un grupo de ellos ha remitido una carta a la gestora que preside Javier Fernández exigiendo al presidente asturiano que tome medidas inmediatas, antes de que el fin de semana Sánchez llegue a Valladolid. También han enviado una copia a las comisiones ejecutivas Provincial y Autonómica del partido.

En la misiva, a la que ha tenido acceso ESdiario y que se adjunta abajo, se reclama a la dirección provisional de Ferraz "un trato objetivo, si ningún tipo de preferencias por algún candidato".

"Esto que debía ser algo lógico y de obligado cumplimiento no se produce en Valladolid, donde la Casa del Pueblo está llena de carteles de un candidato (Sánchez) y no sólo de manera que se vean dichos carteles dentro de la sede, sino que alguno esta expuesto en las ventanas, para que sean vistos desde el exterior del edificio", denuncian los militantes en su carta a Fernández.

Por todo ello, los firmantes exigen la retirada "inmediata" de las imágenes de Sánchez y que la sede socialista de Valladolid vuelva a ser "la Casa del Pueblo de todos" y no "la central propagandística y electoral" de un candidato.

Sorprende la actitud de los pedristas, toda vez que en los últimos días ellos mismos han acusado a la gestora de favorecer los intereses de la presidenta andaluza, Susana Díaz. Incluso un grupo de simpatizantes del exsecretario general también se han dirigido por carta a Ferraz para reclamar "neutralidad".

Comenta esta noticia