17 de enero de 2018
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Las artes marciales vuelven a estar de moda

La práctica deportiva de artes marciales está experimentando un fuerte auge, ya que además de ponernos en forma consiguen liberar mucha adrenalina y son un caldo de cultivo de valores.

El deporte de contacto es uno de los más aconsejados por especialistas para que se practique desde la infancia. Para muchas personas, las artes marciales solo consisten en luchas sin sentido utilizando brazos y piernas según las normas de cada disciplina. Pero la realidad va más allá y son un complemento perfecto para mantener cuerpo y mente a pleno rendimiento, y de ahí que vuelvan a estar de moda en los últimos tiempos.

Las artes marciales, lejos de quedarse solo en la lucha, se basan en unos valores que se inculcan desde corta edad. Esto, unido al fortalecimiento físico e intelectual, hace que cada vez más usuarios se den de alta para aprender los entresijos de estos deportes dentro de las artes marciales. Desde el boxeo hasta el karate y pasando por el Jiu-Jitsu. La variedad existente de artes marciales es muy amplia, aunque en la actualidad una de las que está cogiendo más fuerza es la MMA. Es decir, las Artes Marciales Mixtas.

La razón de su éxito reside en que la televisión está apostando fuerte por la retransmisión de las peleas de MMA, donde luchadores como el irlandés McGregor ya son grandes estrellas de fama mundial. Pero además del MMA está el boxeo, que es uno de los deportes de contacto más populares de toda la historia. Asimismo, en su tiempo el karate tuvo un gran impulso, además de por los grandes valores y concentración que transmite, a raíz de la mundialmente famosa película “Karate Kid”.

Los valores que transmiten

Si bien las actitudes de algunos de estos luchadores no son las más correctas, sin duda las artes marciales predican con el ejemplo de transmitir valores únicos desde la infancia. De hecho, en la mayoría de los casos, los deportes de contacto se practican para aprender a defenderse en la vida personal basándose en la inteligencia y el saber estar.

Es decir, siempre es el rival el que empieza una pelea y da un primer golpe, nunca al revés. Las artes marciales, en su gran mayoría, sirven como defensa, y nunca como un ataque hacia ninguna persona.

Apuntar a los niños a karate, judo u otras disciplinas de este estilo dentro de las artes marciales ha sido siempre una de las primeras opciones para cualquier padre o tutor legal. Así pues, en los últimos años el fútbol, el baloncesto y otras actividades extra escolares dejan su paso al deporte de contacto en la infancia.

De nuevo, es importante destacar la transmisión de buenos valores que realizan las artes marciales. La razón está en que pueden ser un deporte más agresivo, pero la contención y la forma de actuar correcta priman por encima de cualquier conducta agresiva.

Además estas disciplinas son realmente desestresantes, y tanto en niños como en adultos consiguen que los usuarios liberen mucha adrenalina. Así pues, practicar estos deportes de contacto puede beneficiar a cualquier persona tanto en cuerpo como en alma, y de ahí que sean todo un éxito desde edades tempranas y que estén de moda, lo que a su vez ha propiciado un enorme auge de la ropa necesaria para su práctica y de las correspondientes tiendas especializadas en artes marciales.

Comenta esta noticia