20 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los Jordis desafían a la juez en plena investigación a su entramado millonario

Marcel Mauri y Agustí Alcoberro, líderes provisionales de ANC y Ómnium Cultural, este jueves.

Marcel Mauri y Agustí Alcoberro, líderes provisionales de ANC y Ómnium Cultural, este jueves.

Mientras la Guardia Civil última el rastreo de las finanzas de la ANC y Omnium, Sánchez y Ciuxart ordenan fletar cinco aviones y 70 autobuses a Bruselas para una marcha independentista.

Ni el hecho de que la juez Carmen Lamela les haya incluido como pilares fundamentales del organigrama de la rebelión, ni tampoco que la Guardia Civil esté ultimando el rastreo de las millonarias y opacas finanzas de la ANC y Ómnium, parece amilanar a Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

Desde la cárcel de Estremera y en plena precampaña del 21-D, los Jordis vuelven a desafiar al Estado y a la propia Audiencia Nacional para tratar de reactivar el procés. Así, la ANC y Òmnium Cultural han contratado hasta ahora un total de cinco vuelos chárter a Bruselas para la manifestación que organizarán en la capital belga el 7 de diciembre con la que quieren que Europa "despierte" ante el "conflicto político" catalán.

Esto es lo que tratarán de conseguir en una marcha con el lema Europe Wake up! Help Catalonia, con el que pedirán a las instituciones europeas que "dejen de dar la espalda a un problema que no es interno sino europeo", según explicó este jueves el vicepresidente de la ANC, Marcel Mauri, en una rueda de prensa acompañado del de Òmnium, Agustí Alcoberro.

"Tenemos la voluntad de decirle a las instituciones europeas que esta vez no han estado a la altura", ha explicado a Mauri, que ha insistido en que quieren criticar lo que creen una falta de calidad democrática del Estado, porque aseguran que si los derechos fundamentales están en peligro en Cataluña también peligran los valores europeos.

Los vicepresidentes de las entidades soberanistas confían en que las instituciones europeas empiecen así a reaccionar, y que lo hagan también después de las elecciones catalanas del 21 de diciembre "sean cuales sean los resultados".

Mauri aseguró que quieren llevar a Bruselas el espíritu puesto en las movilizaciones independentistas de Cataluña "como ejemplo de civismo y pacifismo", y lideradas por los presidentes de estas dos asociaciones -Jordi Sànchez  y Jordi Cuixart -, que ahora "están injustamente en prisión".

Alcoberro ha explicado que tres vuelos chárter saldrán desde Barcelona, uno desde el Aeropuerto de Alguaire (Lérida) y otro desde el de Gerona, y ha añadido que las asambleas territoriales de Òmnium ya han encargado autobuses desde 70 puntos de Cataluña: "No nos atrevemos a dar una cifra para la manifestación pero entendemos que será masiva". De la financiación de este costoso despliegue, ni una palabra.

El vicepresidente de Òmnium ha asegurado también que hace días que los vuelos a Bruselas y los hoteles están "colapsados" para esas fechas, y que saben de gente que irá a la manifestación que ha tenido que reservar sus hoteles a 40 o 50 kilómetros de la capital belga.

Alcoberro ha explicado que aún están negociando el recorrido de la marcha con las autoridades de Bruselas, pero que, en todo caso, transcurrirá por el centro de la ciudad y terminará con un acto con actuaciones de castellers, intervenciones de políticos internacionales y la clausura con las intervenciones de los responsables de las entidades soberanistas.

Al preguntársele si acudirán a la marcha los exconsellers que no están en prisión, Mauri ha explicado que están acabando de cerrar la participación de las fuerzas políticas en la manifestación y que todavía no han podido hablar con el presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont. 

Comenta esta noticia
Update CMP