20 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

9 palacios españoles que no debes dejar de conocer

En nuestro país hay decenas de palacios y casas palaciegas que a veces pasan desapercibidos en medio del tumulto urbano

 

Nuestro país está lleno de edificaciones de gran valor artístico que, en su día, fueron un símbolo de poder. Muchos de ellos no son conocidos para el gran público, así que te los vamos a acercar en el siguiente artículo para que puedas visitarlos cuando quieras.

 

El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)–

Esta localidad cuenta con una gran cantidad de edificios modernistas creados por los arquitectos catalanes más importantes de la época. Esta residencia es una de las pocas edificaciones que hizo el arquitecto de Reus fuera de Cataluña y es muy diferente al resto por su marcado carácter oriental.

 

Palacio del Marqués de dos Aguas (Valencia)–

Construido sobre un palacio gótico en 174 y reformado entre 1854 y 1867, llama la atención su espectacular puerta de alabastro y su precioso patio. Alberga en su interior el Museo Nacional de Cerámica González Martí.

 

Palacio de Longoria (Madrid)–

Palacio construido entre los años 1902 y 1904 en el distrito Centro de Madrid por el arquitecto José Grases Riera que lo convirtió en el edificio modernista más importante de Madrid. En 1950 lo adquiere la Sociedad General de Autores de España (SGAE) por poco menos de cinco millones de pesetas y desde entonces tiene allí su sede.

 

Palacio de Anaya (Salamanca)–

Alberga la Facultad de Filología y una biblioteca abierta para todos los estudiantes universitarios. Se trata de un palacio neoclásico con una fachada que recuerda a los templos romanos.

 

Casa del Cordón (Burgos)–

Se trata del Palacio de los Condestables de Castilla, es sede de la Caja de Burgos y cuenta con un centro cultural que acoge exposiciones temporales. De estilo renacentista, llaman la atención unos curiosos balcones que sobresalen de la línea de la fachada y están cerrados con ventanales de madera.

 

Palacio del Acebrón (Almonte, Huelva)–

Construido en los años 60 como residencia en el Parque Nacional de Doñana y como refugio de caza, es actualmente uno de los tres centros de visitantes que hay entre Matalascañas y El Rocío.

 

Pazo de Ulloa (Cambados, Pontevedra)–

Se trata de un pazo privado rodeado de un muro de piedra y de un jardín. En la fachada principal se encuentra el escudo de armas de los Acevedo, los Ulloa, los Fonseca y los Castro.

 

Palacio de Amboage (Madrid)–

Lo diseñó el arquitecto Joaquín Rojí para el diputado a Cortes Fernando Plá y Peñalver y su esposa la vizcondesa de Huerta en la segunda década del siglo XX. Ocupa un solar de 8000 metros cuadrados en pleno barrio de Salamanca de Madrid y actualmente es la sede de la embajada de Italia. En su interior alberga una amplia colección de obras de arte, que en su gran mayoría proceden del Patrimonio del Estado italiano.

 

Palacio del Condestable (Pamplona)–

De estilo renacentista, es el único exponente de la arquitectura civil de la ciudad del siglo XVI y constituye una muestra de las viviendas señoriales de Pamplona. Ha sido restaurado recientemente para darle uso cultural.

 

 
Comenta esta noticia
Update CMP