18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un empresario catalán habla bien claro y le canta las verdades a Puigdemont

Jose Luis Bonet, presidente de Freixenet y de la Cámara de Comercio.

Jose Luis Bonet, presidente de Freixenet y de la Cámara de Comercio.

Al presidente de Freixenet no le ha temblado el pulso para desmontar el gran fracaso del proceso independentista. En Cataluña algo comienza a moverse.

En Cataluña algo empieza a moverse. Con Carles Puigdemont y Oriol Junqueras en plena guerra, cunde la sensación de que el proceso independentista se desinfla y pierde adeptos en una comunidad, la catalana, que atraviesa además una serie crisis de financiación. Y los empresarios han decidido dar un paso adelante contra el desvarío soberanista de la antigua Convergencia, Esquerra y los antisistema de la CUP.

El presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, José Luis Bonet, ha sido el primero en dar un paso al frente. Este viernes se ha declarado "optimista" y ha asegurado que la secesión de Cataluña "no se va a producir" y se va a lograr "superar el desafío" que ello supone.

Durante su intervención en un foro económico, Bonet ha denunciado que ese desafío secesionista, que supone un "riesgo" para España, ha sido de los gobernantes catalanes, no de los catalanes, pues aunque "muchos" se han visto "arrastrados", "no son la mayoría".

Además, cree que algunos de los que apoyaban la secesión han visto que es "mejor distanciarse" porque ello "no es posible ni conveniente". Bonet ha defendido que "la unión hace la fuerza" y hay que ir "más unidos" y "estrechar lazos". "España debe darse cuenta de que os catalanes necesitan acercamiento fraternal", ha dicho.

El presidente de la Cámara de Comercio de España cree que para lograr superar este desafío secesionista hay que "hablar mucho" para intentar que aquellos que están a favor de la salida de Cataluña del país "salgan de su error".

Sin embargo, ha aclarado que "el diálogo no quiere decir que se ceda en cosas que no hay que ceder", como es, a su juicio, la unidad de España.

En la misma línea, Bonet ha opinado que "se puede reformar la Constitución" pero hay que tener "cuidado" con no sobrepasar "líneas rojas" como esta unidad de España, la democracia, el Estado de Derecho, el Estado de Bienestar y la pertenencia a la UE.

 

Comenta esta noticia
Update CMP