23 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ecológicas y con personalidad: las ventanas de madera están de moda

Si buscas unas ventanas bonitas que te aíslen del ruido y te ayuden a ahorrar en la factura de la calefacción, decántate por estas

Nada que ver con aquellas que tenían nuestras abuelas en sus casas del pueblo. Las actuales ventanas de madera dan personalidad a tu casa y aportan muchos extras que las hacen eficientes contra la pérdida de calor; son ecológicas porque proceden de bosques sostenibles, y estéticamente no se puede negar que son mucho más bonitas y acogedoras que las de aluminio o PVC. 

De ahí que los decoradores e interioristas más exclusivos estén optando por ellas como complemente de otros elementos también en alza como vigas vistas y muebles y puertas de madera maciza que encajan a la perfección tanto en ambientes rústicos como en otros mucho más modernos combinados con materiales como el acero, el ladrillo visto, el cristal y las piedras naturales

 

Las ventajas de las ventanas de madera son muchas:

Aislante acústico: Siempre y cuando vayan acompañadas de unos cristales adecuados, son menos permeables al ruido que las metálicas. Además pueden ir acompañadas de contraventanas de la misma madera que suponen un plus de privacidad.

Aislante térmico: Las ventanas de madera mantienen una temperatura constante y natural ayudando a que el gasto calórico de nuestra vivienda sea más bajo

Variedad: Hoy en día hay multitud de maderas entre las que elegir, desde pino hasta roble pasando por la de iroko. Estas última es muy recomendable porque es densa, estable y muy resistente frente a la putrefacción o el ataque de insectos. 

Estética: Si hablamos de ventanas bonitas, las de madera se llevan la palma porque es un material que permite todo tipo de trabajos tanto en su forma como en su grosor. Las podemos elegir lisas o talladas; clásicas o modernas; en color o con un acabado natural. 

Ecológicas: La madera es un producto natural que no contiene tóxicos ni elementos contaminantes; eso si: asegúrate que procede de bosques sostenibles y que el barniz que se le aplica no contenga derivados del petróleo. En este caso te recomendamos los lasures que penetran dentro de la madera protegiéndola y al mismo tiempo protegiéndonos a nosotros de otras sustancias sintéticas. Los hay de muchos colores dejando además que se vea a través de ellos la veta de la madera.

 

Nuestro recomendado: Vencomad

Después de hablar con diferentes proveedores y visitar varias fábricas, nos hemos decantado por las ventanas que ofrece una familia que ya es la cuarta generación que se dedica en cuerpo y alma al trabajo artesanal de la madera. Tanto Arcangel como su hijo, Jose Arcangel, llevan la profesión en la sangre, cuidan el trabajo al detalle y ofrecen un producto con una relación calidad-precio inmejorable. Tienen fábrica propia en Valera de Abajo, Cuenca (Eurovent- Valera) y acaban de abrir tienda en la calle Ayala 81 de Madrid, aunque también trabajan en toda España. 

Comenta esta noticia