19 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carmen Calvo "confiesa" cómo el Gobierno hace la vista gorda con Quim Torra

Carmen Calvo, hace unos meses

Carmen Calvo, hace unos meses

El Gobierno no percibe ningún exceso jurídico en el independentismo, mientras burla a la Junta Electoral, paraliza el Parlament y mantiene su desafío a la Constitución a diario.

No fue un lapsus, pero Carmen Calvo delató sin querer la estrategia del Gobierno de mirar para otro lado ante los reiterados excesos de Quim Torra y, por extensión, de toda la Generalitat: "No ha traspasado ni un solo límite legal".

Lo dijo la vicepresidenta del Gobierno en una entrevista en Telemadrid, en pleno desafío del independentismo a la decisión de la Junta Electoral de prohibir los lazos amarillos en sedes institucionales, con el Parlament catalán suspendido de facto en su actividad y con la revelación, en el Tribunal Supremo, de que el propio Torra supervisó la custodia de hasta diez millones de papeletas para el referéndum ilegal del 1-O.

De las pocas ganas del PSOE de desairar a su potencial aliado en la próxima legislatura dan cuenta también la negativa de Pedro Sánchez a descartar ese acuerdo o, incluso, su resistencia a comprometerse a no conceder indultos si los cabecillas del procés acaban condenados.

 

En esa misma línea, Calvo llegó a advertir a "algunos líderes políticos" - en referencia a Pablo Casado-, que aplicar un artículo 155 "permanente, no revisable o sostenido no sería constitucional", y recordó que en nueve meses de Gobierno socialista "no se ha traspasado ni un solo límite legal".

Aún más, la número 2 de Sánchez llegó a decir que, al contrario de lo que le ocurrió al Gobierno de Rajoy, al del PSOE no le han hecho "dos referéndum ilegales, ni varias leyes de desconexión semana a semana", y ha recordado que cuando "la situación de inconstitucionalidad e ilegalidad fue grande", el líder 'popular' pudo apoyarse en la "leal oposición" del PSOE para aplicar el 155.

De esta manera, respondía Calvo a las declaraciones del líder del PP, quien emplazaba a Sánchez a aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña tras la negativa del presidente de la Generalitat, Quim Torra, a quitar lazos amarillos como ha ordenado la Junta Electoral Central (JEC).

La culpa, de la derecha

"Este Gobierno no tiene ni un solo hecho jurídico, ni una sola decisión política donde se haya vulnerado la legalidad constitucional", recalca la vicepresidenta, para aclarar que "el equilibro está en la unidad del Estado y el reconocimiento a la autonomía de los territorios".

En este sentido, ha apuntado que ante los intentos de los independentistas de romper el orden constitucional, "la derecha radicalizada utiliza el resto de España contra Cataluña para seguir desestabilizando en la crisis".

Comenta esta noticia
Update CMP