16 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Vox pone el foco en los "chiringuitos" de Madrid para cortarlos de raíz

El plan de Monasterio incluye poner coto al gasto de más de 800 millones de euros en 77.000 subvenciones para fundaciones, colectivo empresariales y sindicales y entidadades culturales.

Reconocen que el grado de dispendio y de ineficacia es menor que en otras regiones, pero la Comunidad de Madrid también derrocha en "chiringuitos y mamandurrias" y Vox se ha propuesto ponerles coto.

Así, el equipo económico que acompaña a su candidata, Rocío Monasterio, ha elaborado una propuesta económica que incluye, de partida, un análisis pormenorizado del gasto público de la Comunidad de Madrid. Y fruto de este estudio, solo en 2018. se han contabilizado un total 77.269 subvenciones que acumulan 821,4 millones de euros. Esta cifra supone alrededor de 375 euros por hogar, de tal manera que la formación de Santiago Abascal está dispuesta a revisar dichas ayudas con el objetivo de reducir y optimizar estos gastos.

Según las cifras que maneja Vox, los distintos entes de la Comunidad reciben un volumen muy importante de recursos públicos. Esta "Administración Paralela" acoge ejemplo, a la Fundación IMDEA, cuyas siete variantes perciben 29,6 millones de euros. También hay duplicidades en lo tocante a subvenciones para entidades cuyo objeto es la promoción del empleo: la Agencia para el Empleo recibe 25,3 millones de euros, la Agencia Local Empleo y Formación se lleva 1,7 millones y otras muchas organizaciones con fines similares se reparten más de 12 millones de euros.

Las ayudas a entidades feministas y socioculturales

En las subvenciones a colectivos o programas feministas, Vox ha identificado hasta 19 millones de euros en ayudas diversas. Este punto ha generado mucha controversia después de que el partido conservador detectase en Andalucía que el Instituto de la Mujer dedicaba a la atención de víctimas de violencia un porcentaje ínfimo de sus más de 40 millones de euros de presupuesto.

El mundo de la cultura también bebe del "maná" del dinero público de la Comunidad de Madrid. El teatro y la danza se embolsan 7,7 millones de euros. El cine no se queda atrás y se hace con 2 millones de euros en ayudas varias. Resulta llamativa esta duplicidad, puesto que el Ministerio de Cultura reparte cientos de millones de euros entre empresas de estos mismos sectores.

También carga las tintas Vox contra sindicatos y patronal, que se hacen con un volumen importante de recursos. La CEOE obtuvo en 2018 más de 700.000 euros de la Comunidad, mientras que UGT se embolsó 3,8 millones y CCOO cobró 3,3 millones de euros.

 

Comenta esta noticia
Update CMP