05 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Guerra total: Susana, hundida, no quería hacerse una foto con Sánchez y López

Díaz, cariacontecida, durante su comparecencia tras su derrota.

Díaz, cariacontecida, durante su comparecencia tras su derrota.

La Gestora quiso oficializar la paz en una foto de familia. Pero la presidenta andaluza puso muchos reparos al principio. Tuvieron que convencerla y al final accedió a regañadientes.

Una ironía de un periodista en la concurrida sala de prensa de Ferraz resumió este domingo el sentir del susanismo tras el tsunami con el que la presidenta andaluza quedó arrollada en las primarias del PSOE. "Toda la campaña reprochando a Sánchez que no gana una elección y la única derrota que Susana sufre es a manos de él".

Y es que al filo de las 21.4o, ya certificada la victoria del exsecretario general con casi el 80% de los votos, los gritos de "Pedro, Pedro" del equipo del exlíder -en la tercera planta de la sede madrileña- se podían escuchar desde la primera.

El susanismo quedó tan desolado que la presidenta andaluza rechazó en un principio el ofrecimiento de la Gestora para participar en la tradicional foto de familia de las primarias: los dos derrotados junto al nuevo secretario general, Pedro Sánchez. Luego se la hizo en la sala de prensa pero no ante los militantes que estaban en el interior de la sede.

Según pudo saber ESdiario, en el equipo de la lideresa reina un absoluto desconcierto y un notable enfado con los barones que, a juicio del PSOE-A, no supieron calibrar la fuerza de los pedristas en sus territorios hasta la recogida de avales el pasado día 4.

En el punto de mira están, y por este orden, el castellano-manchego Emiliano García-Page; el extremeño Guillermo Fernández Vara; y el valenciano Ximo Puig. Del núcleo duro del susanismo, sólo el aragonés Javier Lambán, mantuvo el tipo aunque tampoco pudo ofrecer la victoria a Díaz. En varios de estos territorios, la lideresa obtuvo menos votos que avales.

Díaz ha quedado seriamente tocada, además, como secretaria general de los socialistas andaluces. Y sus barones o van a desertar voluntariamente o a ser purgados. De hecho, en algunos territorios Sánchez ya ha impulsado candidaturas para los próximos congresos regionales. 

En una escueta comparecencia, la gran derrotada de la noche, visiblemente cariacontecida y rodeada de su equipo, presumió de sus resultados en Andalucía y anunció su disposición a "arrimar el hombro"."El deseo, la entrega y el compromiso para que el PSOE lidere la alternativa de gobierno", concluyó, sin pronunciar en ningún momento el nombre de Pedro Sánchez al que se refirió sólo como "secretario general electo".

Comenta esta noticia
Update CMP