27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Burgos destapa la "hoja de ruta" para arramblar con los símbolos nacionales

Don Felipe, en un desfile del 12 de octubre

Don Felipe, en un desfile del 12 de octubre

La pandemia le ha venido muy bien al Ejecutivo de Sánchez e Iglesias en su plan para liquidar desfiles militares y otros eventos del entramado patriótico, a juicio del veterano columnista.

La crisis sanitaria por el coronavirus está siendo la excusa perfecta al Gobierno que comandan Pedro Iglesias y Pedro Sánchez para eliminar todos aquellos acontecimientos que forman parte de la simbología nacional, dentro de su plan para echar abajo poco a poco los "muros de la patria", según Antonio Burgos.

"Tenían ganas. No lo decían, pero les pedía el cuerpo suprimir el desfile del día de la Fiesta Nacional del 12 octubre. "El coñazo de desfile", que dijo Rajoy ante un micrófono indiscreto. Y la propia Fiesta Nacional si pudieran también la suspendían, como están acabando con la homónima de la Tauromaquia. Y les ha venido de perlas el pretexto del Covid", arranca el veterano columnista su último artículo en ABC.

 

Un desprecio para las Fuerzas Armadas, según el articulista, que lo es en realidad para la ciudadanía que dice defender este Ejecutivo, porque son "las que tantas castañas del fuego han sacado en los días más duros de la epidemia; las del símbolo de la Unidad Militar de Emergencias como de unos Ejércitos dispuestos a volcarse en la ayuda al pueblo, porque son el pueblo mismo".

"¡Lo bien que les está viniendo el Covid para lo que debe de figurar en su "hoja de ruta", que es acabar con cuantos más símbolos de la verdadera España, mejor!", exclama Burgos, que cita otros ejemplos sonados como la eliminación de las tradicionales entregas de los despachos a los nuevos oficiales y suboficiales en las academias militares por parte del Rey o la propuesta de liquidar el emblema 'Todo por lo patria' de la fachada de los cuarteles de la Guardia Civil.

 

"¿Qué hacemos entonces con la Constitución? ¿Qué hacemos con su artículo 2, que la fundamenta en la "indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible"? ¿Y qué hacemos con Quevedo y con su "miré los muros de la Patria mía"?", se pregunta el columnista, que condena que exista "una peligrosísima subversión de valores y en boca de Podemos el adjetivo "patriótico" ha llegado a ser poco menos que un insulto, aplicado a la Guardia Civil y a la Policía Nacional".

 

Comenta esta noticia