31 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Toño Sanchís pierde las formas con la prensa tras la "hazaña" de Belén Esteban

Toño Sanchís.

Toño Sanchís.

Mientras la princesa del pueblo sigue presumiendo por los platós de su cadena amiga de todo lo que ha conseguido en su guerra a muerte con su exrepresentante, él intenta seguir con su vida.

A comienzos de esta semana, Belén Esteban anunciaba, pletórica, que había conseguido vender la casa de Toño Sanchís. Después de hacerse con la vivienda de su exrepresentante a través de una subasta pública y de haber conseguido echar al manager, la colaboradora iniciaba una reforma del chalet para dejarlo en buen estado.

Tan sólo seis meses después, la princesa del pueblo ha conseguido vender la propiedad por una cantidad cercana a los 700.000 euros. Una cifra redonda para Belén, que recupera así gran parte de lo que, en su día, le "robó" el que era su mano derecha.

Ahora Chance ha logrado las primeras imágenes de Toño Sanchís y su mujer, Lorena Romero, tras la venta del que fue su hogar y su gran sueño. El matrimonio, que sigue tan unido como siempre, prefiere mantenerse en un segundo plano y continúan con una vida de lo más discreta en la residencia que adquirieron a las afueras de Madrid.

Lorena, centrada completamente en el cuidado de sus cuatro hijos, ha preferido bajar la cabeza y dar la callada por respuesta cuando los reporteros le preguntaron por la venta redonda que Belén Esteban ha hecho de la que fue su casa.

Toño Sanchís, por su parte, continúa yendo a su oficina a diario, aunque ahora ya no se dedique a la representación de artistas después de que todos (salvo Olvido Hormigos) le abandonasen después de su engaño a Belén Esteban. Muy molesto ante la venta de la que fue su casa, el exmanager no ha dudado en pergar un portazo a los periodistas para huir de las incómodas preguntas sobre su chalet.

Comenta esta noticia