21 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La carta del comisario-jefe a todos los mossos que pondrá la cara roja a Torra

Una furgoneta de los Mossos, víctima de los CDR.

Una furgoneta de los Mossos, víctima de los CDR.

Las dos primeras autoridades de Cataluña se han afanado este miércoles en acelerar la caza de brujas en la Policía catalana. Esta es la respuesta de su máximo responsable operativo.



Marejada en los Mossos, y guerra abierta entre su cúpula y la Generalitat. En el mismo día en que el presidente y el del Parlament, Quim Torra y Roger Torrent, han impulsado una caza de brujas auténtica entre los agentes autonómicos, su jefe operativo ha salido a dar la cara por sus subordinados.

El comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Eduard Sallent, ha enviado este miércoles una carta a todos los agentes en la que destaca la profesionalidad del cuerpo durante los altercados por la sentencia del 1-O y afirma: "Nunca antes nos habíamos enfrentado a una protesta con tanta violencia en la calle".

En la misiva, Sallent asegura a los agentes que recordarán los hechos de la última semana: "La intensidad de las vivencias, el sufrimiento y la fatiga han forjado en nosotros un recuerdo imborrable de los momentos que nos ha tocado gestionar y vivir".

El comisario jefe ha indicado que las acciones del cuerpo "no siempre han sido entendidas ni compartidas por todos, pero que se han hecho con la misma profesionalidad de siempre".

También ha indicado que el uso de la fuerza por parte de la policía exige una gran responsabilidad porque supone actuar sobre la integridad física de los ciudadanos, a los que deben proteger, y que han ejercido esta responsabilidad en circunstancias en las que los agentes han sido "objeto de acciones de gran violencia".

Ha deseado una rápida recuperación a los agentes heridos, y ha asegurado que son un cuerpo policial orientado a la ciudadanía, "una policía de profundas convicciones democráticas que obviamente habría preferido que centenares de personas no hubieran resultado heridas".

Sallent también ha explicado en la carta que el dispositivo ha pasado a una fase de prealerta, pero ha avisado: "Las protestas y reivindicaciones continuarán y no podemos descartar nuevas acciones violentas ni tampoco prever el final".

Comenta esta noticia
Update CMP