26 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pacto de silencio entre las grandes superficies ante la encerrona del Gobierno

La reunión del ministro de Agricultura con directivos de Carrefour España.

La reunión del ministro de Agricultura con directivos de Carrefour España.

El ministro de Agricultura se reunió con directivos de Carrefour horas después de que Sánchez volviera a culpar a los súper de la crisis del campo. Los señalados no quieren echar más leña.

Primero fue Luis Planas desde la mesa del Consejo de Ministros y este miércoles el propio Pedro Sánchez

El presidente cargó desde Bruselas contra las grandes distribuidoras apenas horas antes de que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación se viera en la sede del Ministerio con la primera de las cadenas de supermercados e hipermercados que ha llamado a capítulo: Carrefour

"Es evidente que las grandes distribuidoras tienen que hacer un examen, una autocrítica y tenemos que introducir muchísima más transparencia para defender al pequeño y mediano agricultor y ganadero", señaló el socialista desde el corazón de la Unión Europea. 

El señalamiento público al que el Gobierno de coalición está sometiendo a Mercadona, Carrefour, Dia y Lidl, culpando a los súper de los principales males del campo, ha sido recibido por el sector con un sonoro silencio. Uno muy elocuente. 

Este miércoles por la tarde, con los rescoldos de las protestas de la mañana a las puertas del Ministerio aún vivos, la cúpula de Carrefour se reunió con el ministro Planas. Al frente de la comitiva estaba el director ejecutivo de Carrefour EspañaRami Baitiéh.

El encuentro se prolongó durante casi dos horas, según fuentes de Agricultura consultadas por ESdiario, pero a su término la información brilló por su ausencia. Desde el Ministerio se limitaron a emitir una escueta nota de prensa sin más contenido que éste:

"El ministro considera necesario establecer una visión y una responsabilidad colectiva de que los agricultores y ganaderos merecen, de toda la sociedad, apoyo y reconocimiento. Por eso, quiere establecer un diálogo con todas las partes (productores, industria, distribución y consumidores), ya que la solución no está en un solo eslabón, sino en el conjunto de la cadena, desde los productores hasta los consumidores". 

Las mismas fuentes explicaron que Planas dará una rueda de prensa al término de la ronda con las grandes superficies, que de momento ha quedado interrumpida hasta la próxima semana. El resto de ésta, en cambio, lo dedicará el ministro a reunirse con el sector del aceite.

En Carrefour reinó el silencio. Fuentes oficiales de la empresa se limitaron a señalar a este periódico que la comunicación "la está llevando el Ministerio" y que no tienen más que añadir.

Tampoco Mercadona, Dia y Lidl han querido pronunciarse tras ser puestos en la picota por el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos. Sus direcciones de Comunicación callan. Hay un pacto de silencio de las grandes superficies, conscientes que tienen las de perder si, por las malas, Sánchez decide de alguna manera intervenir los precios. Algo que reclama, por ejemplo, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA). 

No parece ésa la intención última, o al menos no la del ministro del ramo, que apuesta por contra por reformar la Ley de la Cadena Alimentaria en lo que queda del año. Ocurre que el Consejo de Ministros hay opiniones encontradas acerca del grado de intromisión del Ejecutivo en el mercado agroalimentario: de la posición más pragmática de Luis Planas a la más radical de la ministra morada de Trabajo, Yolanda Díaz.

Comenta esta noticia
Update CMP