22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¿Qué es el ajo negro y cómo puede ayudar a tu dieta este energizante natural?

Te mostramos cómo incluirlo en tus recetas para aprovechar su textura y sus propiedades.

Hace unos años llegó a tierras españolas el ajo negro procedente de Japón y poco a poco se ha colado en la despensa de las familias españolas por sus múltiples beneficios y su sabor a regaliz y a esencias balsámicas. 

Este alimento no es a simple vista muy distinto de un ajo común, el blanco que conocemos y usamos, aunque es cierto que sus primeras capas están mucho más secas que en las cabezas de ajo tradicionales. El gran secreto lo esconde en su interior y es que, cuando lo cortas, descubres que además de un color oscuro vibrante, tiene una textura y un olor mucho más suaves. 

Para conseguir esta variedad, los bulbos de ajo blanco se fermentan a una temperatura de entre 65 y 80 grados centígrados en un ambiente de humedad controlada durante al menos un mes. Después, se dejan oxidar al aire durante 45 días para que adquieran un sabor dulce que recuerda en algunos casos al de una ciruela. 

 

El consumo de este alimento es mucho más digestivo que el del ajo convencional, por eso muchas personas con problemas estomacales han preferido cambiarse a este "invento" asiático. 

El ajo negro es rico en vitamina C ya que en el proceso de fermentación aumenta hasta diez veces su contenido en antioxidantes. Además es una fuente de proteínas naturales que se usan, entre otras cosas, para aliviar el estrés; de ahí que algunos de los chefs más importantes de nuestro país se refieran a él como el "Prozac de la tierra". 

Marida bien con quesos, verduras, carnes o pescados aunque su textura blanda lo convierte en un alimento perfecto para untar rebanadas de pan y preparar tostadas con los ingredientes que más nos gusten. Se puede comer crudo o cocinado de la misma manera que el blanco, con una gotita de aceite de oliva será el mejor acompañante de una salsa para carnes o pescados. La cocina creativa lo incluye también en pastas, pizzas y arroces por ese toque de sabor exótico que aporta a cada plato. 

Las propiedades naturales más conocidas del ajo negro

En España se producen en Córdoba y en Cuenca, junto a los míticos ajos de Las Pedroñeras a los que recurrían nuestras abuelas para curar males como los resfriados. A día de hoy se conocen algunas otras aplicaciones de este súper alimento: 

1. Ayuda a reforzar el sistema inmunológico y aumenta las defensas de manera natural por la alicina, uno de sus principales componentes.

2.  Es un energizante natural cuya acción dura alrededor de 8 horas.

3. Reduce los niveles altos de colesterol y triglicéridos en sangre por su contenido en aminoácidos.

4. Regula la presión arterial gracias a su capacidad para eliminar el exceso de potasio. 

5. Es diurético y ayuda a quemar la grasa si se combina con una buena dieta.

6. Actúa contra los parásitos intestinales.   

7. Combate el estrés por la acción sedante del azufre y el fósforo. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP