Los hoteles, contra Competencia por la hotelización de viviendas

Imagen de archivo de la asamblea general de Hosbec, celebrada el pasado mes de abril

Imagen de archivo de la asamblea general de Hosbec, celebrada el pasado mes de abril

Hosbec es contraria al recurso que presentará la Comisión de los Mercados y la Competencia contra la normativa municipal de tres grandes ciudades que limita el alojamiento turístico ilegal.

La patronal hotelera prosigue su interminable batalla contra el alojamiento ilegal, personificado en los últimos años en lo que han llamado la “hotelización” de viviendas. Un fenómeno al alza gracias a la proliferación y desarrollo de plataformas y aplicaciones que permiten la contratación de este tipo de alojamiento sin ningún control público.

Las quejas del sector ha propiciado que ciudades españolas como Madrid, Bilbao o San Sebastián hayan dado los primeros pasos para acabar con este fenómeno mediante la implementación de normativas que lo limitan y controlan.

Sin embargo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha anunciado que recurrirá dichas normativas por entender, fundamentalmente, que tienen efectos restrictivos sobre la competencia y que propiciarán precios más elevados en el alojamiento turístico a la par que una reducción de la calidad.

Un argumento que es rebatido frontalmente por Hosbec, que ha comenzado por calificarlo de “vacío”, a tenor de lo sucedido en los últimos dos años. “Ni se ha abaratado el precio ni se ha aumentado la calidad. Los efectos han sido otros bien diferentes” aducen desde Hosbec, cuyos responsables creen que la CNMC “está defendiendo un modelo económico basado en la economía sumergida”.

Esos efectos “diferentes” han sido, entre otros, el incremento sustancial del precio medio del alquiler de las viviendas, la reducción del parque de viviendas disponibles para el arrendamiento urbano, problemas de convivencia entre vecinos y comunidades de propietarios o algunos conatos de turismofobia. También argumentan la reducción progresiva del gasto medio por turista y el incremento de los costes municipales para dar servicios básicos.

Hosbec recuerda asimismo que las viviendas se construyen para ser residencia permanente o temporal, “pero no para ser hoteles encubiertos” sin cumplir las normas de estos establecimientos. Del mismo modo, la patronal acusa a la CNMC de “olvidarse” de que un elevado porcentaje de las transacciones realizadas con esta forma de contratación no son declaradas a la hacienda pública” y son fuente de un “empleo sumergido”.

La carga contra la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia no se queda ahí. Hosbec entiende que olvida también que la hotelización de viviendas es una actividad económica y que como tal no puede desarrollarse en cualquier lugar y sin ninguna condición, limitación o exigencia. “Deben estar sujetas a una planificación municipal y los ayuntamientos tienen la obligación de determinar en qué lugares pueden desarrollarse y en cuáles no” afirman. Lo contrario, aseguran, “sería una dejación de funciones con consecuencias negativas para la población residente”.

Comenta esta noticia