La televisión pública discrimina a una policía por no saber valenciano

Una entrevista en À Punt ha levantado polémica. La policía entrevistada, que dijo no entender el valenciano, no daba crédito ante la negativa del periodista a preguntarle en castellano.

El estatuto de autonomía valenciano confiere que el "idioma valenciano es el oficial en la Comunitat Valenciana, al igual que lo es el castellano, que es el idioma oficial del Estado. Todos tienen derecho a conocerlos y a usarlos y a recibir la enseñanza del, y en, idioma valenciano".  Según la ley,"nadie podrá ser discriminado por razón de su lengua". 

La nueva televisión autonómica, À Punt,  que cuesta 55 millones de euros por ahora y está financiada por los impuestos de todos los valencianos, "rechaza" el uso el castellano. El caso más llamativo se produjo esta semana al negarse un entrevistador a formularle unas preguntas en castellano a una delegada de un sindicato de la policía.

Además, la última pregunta del periodista vinculando al partido de extrema derecha Vox con  la policía ha provocado un profundo malestar en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Con su actitud, para muchos intransigente, el informador despidió a la representante sindical de forma abrupta: Si no me entiendes en valenciano no hablo más contigo.

La polémica surge días después de que la directora general Empar Marco pidiera en Les Corts Valencianes aumentar el presupuesto para 2019 de los actuales 55 millones de euros a 69 millones, ya que, en su opinión, la televisión autonómica es tan importante como la sanidad o la educación. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, (PSPV-PSOE) no está por la labor de incrementar la partida. En cambio, la vicepresidenta Mónica Oltra (Compromís) se muestra más partidaria de elevar la dotación presupuestaria.

A pesar de que las emisiones empezaron hace sólo tres meses, los primeros datos de audiencia marcan un 0,8 % lo que  ha producido “espanto” en fuentes del sector, sobre todo teniendo en cuenta el presupuesto anual de la empresa. Y eso, en la actual coyuntura política valenciana, puede tener consecuencias.

Los costes del personal superan ya el tope establecido en 1/3 del presupuesto total de la Corporación Valenciana de  Medios de Comunicación (CVMC). La directora general de la CVMV para corregir este descuadre solo contempla un aumento del 25% a fin de que el capítulo de personal vuelva a representa  1/3 del total. "Hecha la ley... Una huida hacia adelante que, en buena lógica debe haber provocado la mayor de las alarmas", escribía esta semana el ex director de Levante-EMV, Ferran Belda.

Comenta esta noticia
Update CMP