02 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La nueva barbaridad que ha cometido Tezanos para ayudar a Pedro Sánchez

José Félix Tezanos, presidente del CIS

José Félix Tezanos, presidente del CIS

El presidente del CIS ha vuelto a hacer gala de su ya célebre falta de imparcialidad: todo lo que sea criticar al Gobierno por su nefasta gestión de la crisis del coronavirus es 'golpismo'

Del presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas -un cargo con sueldazo pagado con el dinero de todos los españoles- se espera lo mismo que del Defensor del Pueblo: que rompa el carnet de partido, si es que lo tiene, y que haga gala de una exquisita imparcialidad, con independencia de quién le haya colocado en su puesto. Sin embargo, con José Félix Tezanos, el elegido por Pedro Sánchez para dirigir el CIS tras llegar a la Moncloa mediante una moción de censura, eso ha pasado a la historia. Tezanos ha puesto una institución prestigiosa al servicio exclusivo del Gobierno.

Y no le han bastado los escandalosos barómetros  que ha publicado mensualmente desde que fue elegido, cambiando a capricho la elaboración de las encuestas o introduciendo preguntas insidiosas cuyo objetivo no es otro que influir a la población en lugar de conocer su opinión. Ahora, Tezanos ha dado un paso más, atacando en público a aquellos partidos que se han atrevido a criticar la gestión que de la crisis del coronavirus han hecho Sánchez y su gobierno, puesta en solfa hasta por prestigiosos periódicos del extranjero.

 

Tezanos ha optado por seguir la estrategia de la que han hecho gala en las últimas semanas desde el Gobierno: demonizar a la oposición, hasta colocarla fuera de los límites de la Constitución y el Estado de derecho. En resumidas cuentas, todo lo que sea criticar a Sánchez y su gabinete viene a ser golpismo.

 

"Inquietantes posiciones antisitema"

Así, Tezanos ha señalado que le resultan especialmente inquietantes las "posiciones antisistema" de diversos "proto-líderes españoles" que alientan escraches agresivos y estrategias de caceroladas "para intentar lograr por la vía del odio, el insulto y el extremismo lo que no logran -no han logrado- por la vía de las urnas".

Además, les ha acusado de que el mensaje que están lanzando cuando se niegan a respaldar en el Parlamento las medidas cautelares del estado de alarma es que el peligro del coronavirus "es un asunto sin importancia". 

"¿Quiénes serán los responsables si estas infecciones llegan a producirse? ¿Son conscientes algunos líderes de la irresponsabilidad lesiva en la que están cayendo?" ha señalado Tezanos en su artículo titulado 'Patologías sociales de la pandemia: los nuevos bárbaros', en la revista 'Temas para el Debate' que dirige.

Según el presidente del CIS, cuando se intenta reemplazar la lógica democrática de las urnas por los insultos y el batir agresivo de cacerolas, cuando se prescinde sistemáticamente de los procedimientos propios de la cortesía parlamentaria, y cuando las descalificaciones sustituyen a los argumentos, "es evidente que ha empezado a institucionalizarse un proceso de barbarización política, cuyas derivas finales resultan inquietantes".

Tezanos ha argumentado que está surgiendo un tipo de "nuevos bárbaros" que aprovechan las circunstancias e incertidumbres generadas por la pandemia del coronavirus para intentar obtener réditos políticos "con comportamientos agresivos e insultantes", lanzándose a políticas de "gran hostilidad".

Según Tezanos, la irrupción de los 'nuevos bárbaros' en las calles y los espacios políticos, además de suponer "un riesgo para la salud pública", se agrava "notablemente" cuando ciertos líderes de partidos de la derecha se lanzan a competir abiertamente con otros partidos extremistas para ocupar los mismos espacios, por la vía de "una progresiva barbarización de sus estrategias".

"De ahí a que resultan especialmente inquietantes las posiciones antisistema que están adoptando personajes como Trump en USA, Bolsonaro en Brasil y Orban en Hungría, así como diversos proto-líderes españoles que alientan escraches agresivos y estrategias de caceroladas para intentar lograr por la vía del odio, el insulto y el extremismo lo que no logran -no han logrado- por la vía de las urnas".

 

Los "nuevos bárbaros"

Tezanos ha advertido de que a quienes califica como 'nuevos bárbaros' pueden acabar logrando una inversión perceptiva de la conciencia social y política, "haciendo que los intentos de tumbar a un gobierno salido de las urnas y de la legitimidad parlamentaria se convierta en un auténtico problema político, como ocurrió en otros períodos críticos no solo de nuestra historia, sino también de la historia de otros países".

 

La población que podría ser ubicada en la categoría de los 'nuevos bárbaros' es bastante pequeña, según Tezanos, que estima que podría no superar el 7% o el 8%. No obstante, ha advertido de que se trata de una minoría muy activa y ruidosa, que está captando una "atención desmedida" de los medios de comunicación social, a los que también acusa de estar experimentando "un peligroso deslizamiento hacia las críticas agresivas y las descalificaciones sistemáticas, bajo el criterio de lo grave es lo que vende".

 

 

Comenta esta noticia