19 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las ínfulas de Iglesias como "vicepresidente" de Sánchez cabrean a medio PSOE

El Gobierno niega que Iglesias sea su emisario, pero es negar una evidencia.

El Gobierno niega que Iglesias sea su emisario, pero es negar una evidencia.

El líder de Podemos ha pasado de querer dar el sorpasso al PSOE -como recuerda Susana Díaz- a ir a ver a Junqueras en la cárcel para que apoye los Presupuestos. Los socialistas desconfían.

La reunión que Pablo Iglesias mantendrá este viernes con Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners ha revuelto las aguas socialistas.

Porque, como afirmó este miércoles la propia Susana Díaz, el líder de Podemos ha pasado "del sorpasso al PSOE y de votar en contra de un presidente socialista, a querer aparecer como si fuera un vicepresidente en la sombra". 

 

No es solo que Iglesias informara a Pedro Sánchez del encuentro con el líder de ERC, sino que el presidente del Ejecutivo le dio su bendición. Como en su día la tuvo Iglesias para negociar el apoyo de los independentistas a la moción de censura. 

No obstante, la consigna que sale de La Moncloa y Ferraz es negar que Iglesias sea un emisario del Gobierno o actúe en su nombre, por más que sea negar una evidencia. No en vano, en el comunicado enviado la semana pasada para informar del acuerdo presupuestario, Iglesias hizo que el logotipo de Unidos Podemos apareciera junto al del Gobierno de España, algo insólito.

"Si Iglesias va a ver al señor Junqueras está en su perfecto derecho, pero desde luego no va a hablar de los Presupuestos en nombre del Gobierno", señaló al respecto el ministro de Asuntos Exteriores. El presidente Sánchez, directamente, esquivó las preguntas de los periodistas al respecto a su salida del Congreso. 

En cualquier caso, la "sobreactuación" del líder morado -en palabras de la presidenta andaluza- tiene a los socialistas cuanto menos incómodos, por más que de alguna manera les esté haciendo el trabajo sucio para reunir los apoyos suficientes para los Presupuestos. 

Sea como fuere, y por si acaso, los de Esquerra ya avisan a Sánchez e Iglesias de que no esperen mucho de esa reunión: "No se puede usar el dinero para que nos olvidemos de los presos", sostuvo Gabriel Rufián

Aunque ERC insiste en que si el Gobierno no da instrucciones a la Fiscalía sobre los presos del procés ellos ni se plantearán aprobar los presupuestos, en La Moncloa creen que no es más que una maniobra para encarecer su apoyo. 

Comenta esta noticia
Update CMP