25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bertín Osborne se "mosquea" en "El Hormiguero" y Pilar Rubio rompe a llorar

En medio de la polémica por su sonada espantada de TVE, el presentador más campechano de la parrilla se agarró un enfado monumental que no intentó ni siquiera disimular. Genio y figura.

Máxima expectación la de este martes noche en Antena 3. Ya no sólo es que el Atlético de Madrid volviera a demostrar que lo suyo es lo de "sufrir" hasta el último suspiro, sino que si alguien estaba esperando para ver a Bertín Osborne en la competencia mientras La Uno estrenaba serie y su marcha de TVE es la comidilla de los mentideros mediáticos tuvo que armarse de paciencia de la buena. Normal que Pilar Rubio acabara "llorando" a "lágrima viva" en el plató de El Hormiguero.

Y es que el partido de Champions entre el Atlético de Madrid y el PSV mantuvo la emoción hasta bien entrada la noche en la tanda de penaltis (que se llevaron los del Cholo haciendo gala de su sambenito de equipo sufridor) lo que se tradujo en impresionantes cifras de share de 28.2% para el encuentro sin goles, 31.1% para la prórroga y hasta 39% para los penaltis (lo más visto de la temporada). 

Con este plan El Hormiguero de Pablo Motos ya no es que se trasladara de su Access prime time habitual al prime time, sino que se fue directo al late night. De ahí el "cabreo" que tenía el siempre transparente Bertín Osborne cuando por fin le tocó el turno de "competir" con su todavía cadena. El presentador no ocultó su enfado asegurando que a esa hora suele ya estar durmiendo. El programa empezó casi a las 23:40 horas y Bertín confesó que “llevamos aquí desde las 21:00 viendo el partido”. Cuando Motos le preguntó que qué le había parecido el partido y el invitado no dudó en espetar que “Un coñazo. Me estaba quedando dormido, yo me acuesto a las 22:00 de la noche todos los días, me levanto a las 7:00″. “Nos han cambiado a Bertín”, dijeron las hormigas Trancas y Barrancas con sorna.

No podían faltar las preguntas sobre su posible marcha de TVE y no faltaron, pero Osborne tampoco solventó demasiadas dudas y se limitó a insistir en que no ha dejado su programa por dinero sino por falta de estabilidad, recordando que renovar solo por cinco programas no le dejaba margen de movimiento con los invitados internacionales. Eso sí, aunque no desveló dónde acabará presentando su programa sí hizo una promesa: "Pronto sabré dónde voy y te lo diré a ti primero, Pablo".

También se metió en jardines políticos y confesó que Mariano Rajoy, “me pareció un tipo muy cercano”. Aunque aseguró que le gustaría invitar a Pablo Iglesias a su programa también matizó que "no creo que ningún político tenga malas intenciones" pero "“no se pueden defender algunas cosas".

Claro que si un momentazo del programa fue comentado este miércoles ese fue el de Pilar Rubio. El programa le había retado a llorar como una verdadera actriz de Hollywood y la colaboradora tuvo que aprender a hacerlo en una semana a través de un tutorial. En dos minutos, Pilar Rubio aseguró que el truco era “no cerrar los ojos” y finalmente echó una lágrima... puede que no fuera tan abundante como ella deseaba pero finalmente superó el reto y se convirtió en uno de los temas más comentados en las redes sociales permitiendo que El Hormiguero se fuera al 17.3% de cuota sólo superado por el GH VIP: Límite 48 horas de Telecinco que hizo un 19.7% a esas horas.

 

Comenta esta noticia
Update CMP