La ciudad no es para mí. Lemas electorales …

Por ejemplo, el “seguir sumando” de Puig sueña con el Botánico en pleno estallido primaveral.

Lemas electorales … y temas varios. Así que, si me lo permiten, ensayaré con el género telegráfico, que no está sujeto a veto sexista como - en una escola barceloní- Caperucita Roja y Cenicienta. (Lo de Blancanieves y los enanitos es más delicado).

Iniciada la campaña, “¡Vamos! Ciudadanos” quizás lo sintetiza todo. Pero ¿dónde vamos? Es pura incógnita. Y ¿quiénes? … ¿ellos? … porque el énfasis está en el verbo.

Unidas podemos, olvidado el “luchar, crear, poder popular” pregalapagar, insiste tímidamente en la reinterpretación del we can, con la “historia la escribes tú”, como si la izquierda no llevara un par de siglos reescribiendo la de España. Todo un detalle.

El PSOE más cool, tras la precampaña de la “España que quieres” -really ¿el doctor Sánchez quiere a España?- opta por su enfermiza afición a la copia y le furta el slogan a una empresaria de coaching: “Haz que pase”. Connotaciones religiosas propias de las fechas aparte, las lecturas jocosas populares -y también del PP- están siendo de traca.

Más cauto y aritmético, el “seguir sumando” de Puig sueña con el Botánico en pleno estallido primaveral. Aunque, por si acaso, recurre al representativo apoyo del jefe del empresariado alicantino, mientras le pasa la cuenta de anteriores prestaciones institucionales.

“Imparables” los de Oltra, y hasta sin frenos, disimulan su mal humor inicial por el adelanto, esperando el plato frío de la venganza en un ministerio para Baldoví. (Y según determinado diario el PP embarra (sic) la campaña porque Ribó considera razonable votar a los suyos y así de clarito lo dice el Alcalde, mientras coloca ardillas rojas (sciurus vulgaris) en el jardín del Turia. Omnívoras y prolíficas, se apañarán como puedan sin nueces ni bellotas. ¿Será por su color? … porque son más alóctonas que propias.

Y entre el “Valor seguro” de Pablo Casado y “Por España” de Abascal, caben síntesis diversas que mantienen Andalucía como referencia. Como diversas son también las lecturas del “Correctamente política” de Isabel Bonig. Que no es lo mismo que políticamente correcta, y que -eso sí- sanciona su propia trayectoria.

Mientras Tenazos (soy incapaz de evitar esta dislexia momentánea) se sorprende a sí mismo (Climent dixit en Esdiario con gracia y certeza) tras la preocupación de sus conmilitones por la audacia de su CIS … y el tamaño de su salario que, a la vista de los servicios prestados, merece con creces.

Ábalos -el soberbio intransigente- olvida a Victor Hugo para insultar a Casado y Marzá invade competencias dando de baja profesores sustitutos de la concertada, bajo el enésimo apercibimiento de la justicia.

Al bueno de Ribó, tan de pueblo, no le gusta la paella universitaria –es obvio que prefiere la botifarra- ni las procesiones (las magas sí, que per si un cas, ya han pedido permiso para enero del 20) y, búfalos o ñus, los estudiantes le han ganado el pulso finalmente (son muchos votos que no conviene frustrar). Los pijos y niñatos totalitarios de Cayetana lo tienen más claro, para ellos como para nuestro edil, lo suyo es la botifarra, preferentemente sin mongetes, ni constitucionalistas.

Les dejo que, aunque telegráfico ha salido largo. Ya se apañarán ustedes mismos. Si pueden.

Comenta esta noticia
Update CMP