15 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El último desatino que protagoniza Mónica Terribas explota en la cara al PSC

El periodista Miguel Giménez no da crédito a lo que acaba de suceder con la responsable del polémico matinal de Catalunya Radio y se acuerda de Francino, Cuní, Brunet y hasta de Marhuenda.

Increíble, pero cierto. Miquel Giménez no da crédito en su columna de VozPópuli a que “Mònica Terribas, responsable del programa matinal de Catalunya Radio, la misma que incitó a sus oyentes a que delatasen donde se encontraban los efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil durante los sucesos del año pasado; la que se derrite cuando entrevista a Arnaldo Otegui; la que monta en cólera cuando lo hace con Inés Arrimadas; la ex directora de TV3 que percibió una suculenta indemnización que no le tocaba, según la misma Sindicatura de Comptes; la furibunda separatista; la que cobra trescientos cincuenta mil euros, más incentivos, por dos temporadas; ésa Terribas, señoras y señores, ha sido elegida por la Delegada del Gobierno en Cataluña, doña Teresa Cunillera, para que modere un debate entre Felipe González y Miquel Roca a propósito de nuestra Carta Magna y su aniversario”.

Gíménez no tiene dudas y se pregunta en voz alta con mucha guasa: “Se puede cometer un desatino similar, pero no superarlo ¿Se imaginan a Gabriel Rufián moderando un debate acerca de la cortesía parlamentaria a propuesta de Ciudadanos?”.

A su juicio, “este PSC al que pertenece Cunillera, que ya ha dejado clara su postura con respecto a los presos, el 1-O, el proceso y todo lo que afecta al separatismo, lo ha vuelto a hacer. El socialismo catalán está firmemente alineado junto a los que pretendieron dar un golpe de estado a nuestra democracia. Nada tienen que envidiar a ese Pedro Sánchez que pasa de puntillas sobre los excesos de Esquerra en el Congreso o que se esconde detrás de las palabras vacías cuando se le interpela acerca de si va o no va a indultar a los presos separatistas cuando haya sentencia la próxima primavera. El ocupante de Moncloa tiene, al menos, la excusa de su torticero empeño en seguir instalado en la presidencia del gobierno y precisar los votos separatistas, pero el PSC ni siquiera puede escudarse en tan mísera pretensión”.

No en vano, asegura, “el partido que lidera Miquel Iceta ha demostrado con creces que comparte la agenda separatista”.

A su juicio todo viene de lejos, “cuando la República, dirigentes socialistas como Largo Caballero o Indalecio Prieto adoptaron una estrategia bolchevizante, tanto en el PSOE como en la UGT. En sus discursos hallamos no una, sino mil veces, el deseo de derrocar aquella fallida república ideada por cuatro ateneístas para implantar un régimen similar al de la URSS”.

Y sentencia indignado, “no hay más periodistas en toda Cataluña para moderar un debate entre dos primeras figuras de ese alcance y con un tema de tanta enjundia, claro. Solo Terribas. Se conoce que Josep Cuní, Carles Francino o Josep María Brunet no sirven para ese cometido, y conste que cito a estos por no hablar de Paco Marhuenda, por cierto, profesor de Derecho por, oposición, no sea que alguien se ponga en todos sus estados”.

En conclusión: “No estamos locos. Estamos rodeados de traidores, que es mucho peor. Y, encima, mediocres”.

Comenta esta noticia
Update CMP