19 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Miedo escénico en el PSOE ante la inminente vuelta de Sánchez al Congreso

Pedro Sánchez abandona el Congreso tras renunciar a su escaño.

Pedro Sánchez abandona el Congreso tras renunciar a su escaño.

La tradicional cena de los periodistas parlamentarios y los diputados se está convirtiendo en la comidilla de todos los partidas con la posible reaparición estelar del exlíder socialista.

Un posible y próximo reencuentro de Pedro Sanchez con los que fueron sus diputados, hasta su renuncia al escaño para no verse obligado a votar en la sesión de investidura de Mariano Rajoy, se ha convertido en el protagonista de las conversaciones que en las últimas horas mantienen parlamentarios socialistas, dirigentes del partido y cronistas parlamentarios.

Todo a cuenta de la tradicional cena que organiza la Asociación de Periodistas Parlamentarios con motivo de la Navidad y que se va a celebrar este próximo día 13 en el Hotel Palace de Madrid, justo enfrente del edificio del Congreso de los Diputados. Existe mucha expectación con la cita -que reúne a líderes políticos, diputados de todos los partidos e informadores- ya que el año pasado no se celebró por la situación politica y el bloqueo institucional y ante la inminencia de las elecciones del 20 de diciembre.

En las últimas horas, la expectación ha crecido en la medida en que Pedro Sánchez para dispuesto a acudir a la cena. El exsecretario general del PSOE esta nominado a un premio, el de Azote del Gobierno, que reconoce al diputado más virulento en su oposición al Ejecutivo. Está nominado, curiosamente, junto a Pablo Iglesias, Juan Carlos Girauta (Ciudadanos) y Joan Tardá (ERC).

Fuentes de la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP) han asegurado a ESdiario que existen muchas posibilidades de que Sánchez, y así lo habría trasladado a su entorno, asista a la gala.

 

Allí coincidirá con algunos de sus irreductibles fieles -cada vez quedan menos en el hemiciclo- como las diputadas Margarita Robles y Susana Sumelzo. Si acude finalmente, no tendrá que atravesar el mal trago de saludar al presidente de la gestora, Javier Fernández, que ya ha confirmado su ausencia. No está descatada, aunque es muy improbable, la presencia del portavoz de Ferraz, Mario Jiménez.

Si Sánchez asiste finalmente, será el reencuentro con sus diputados, de los que se despidió el pasado 30 de octubre, cuando renunció a su escaño. Lo hizo horas antes de la decisiva votación de investidura de Mariano Rajoy, la que finalmente le dio la Presidencia.

La ubicación de los diputados socialistas en las mesas se está convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza para los organizadores. La guerra entre pedristas y susanistas ha dejado un desgarro en el hemiciclo que ha afectado a las relaciones personales de muchos parlamentarios del PSOE. Hasta el punto que es imposible sentar a algunos en la misma mesa.

A la cena de la APP está prevista la asistencia de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y de representantes de todos los partidos de la Cámara Baja y del Senado. Habitualmente también asiste un representante del Gobierno, aún por confirmar.

Comenta esta noticia
Update CMP