15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Banca de Inversión sigue dando los sueldos más altos con hasta 300.000 euros

Un puesto parecido en la banca comercial ronda los 150.000 euros, es decir, la mitad que en la división de lujo bancaria.

Tras el paso de la crisis, con despidos masivos, desapariciones de bonus y recortes salariales, la banca de inversión vuelve por sus fueros según un informe de Hyperlink al que ha tenido acceso ESdiario. La Banca de Inversión es la que ofrece en 2019 los salarios más altos: hasta 300.000 euros brutos anuales para un Managing director internacional que trabaje en una multinacional.

Un salario similar recibe un Managing director que opera en la Banca Privada Internacional (de 260.000 a 300.000 euros anuales). Por encima de los 200.000 también se sitúa el Managing director nacional (dentro de la Banca de Inversión). Y entre 160.000 y 200.000 euros brutos se encuentra el salario de un Director Comercial en la Banca Comercial

Entre 100.000 euros y 120.000 euros anuales están otros profesionales como el Head of Compliance (dentro del área de Compliance y Prevención de blanqueo de capitales), el Director territorial (en Banca Comercial) y el Director Comercial (del área Medios de pago).  

Un cliente cuyo perfil es cada vez más tecnológico y dependiente de la conectividad, lo que ha implicado cambios en el mercado bancario

Por último, entre los mandos intermedios de la Banca algunos de los mejores remunerados son el Quantitative Risk Director, el Director de Segmento de Negocio (Banca de Consumo), el Jefe de Equipo (Banca Privada) y el Asesor de patrimonios (Private Equity); todos ellos situados en una banda salarial de 70.000 a 100.000 euros brutos anuales. 

Con todo, apunta el informe mencionado, la irrupción en este mercado de los uevos players Fintech, Insurtech y las empresas tecnológicas aglutinadas bajo las siglas GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple), conocidas también como BigTech que ya prestan servicios financieros en algunos países, han obligado a las entidades financieras a modernizar sus servicios digitales y así poder competir con estos nuevos “jugadores”.

Lo que conlleva una mejora de salarios en el sector. Hay que destacar que en torno al 70% de los productos ofrecidos por las entidades bancarias se ofrecen ya a través de canales digitales, lo que nos confirma que el entorno digital en banca ha llegado para quedarse.

Por otro lado, la demanda de productos digitales por los clientes crece a un ritmo mayor de lo previsto debido a la aparición de estos nuevos competidores que ofrecen sus productos a un coste menor y con una oferta más centrada en el cliente.

Durante el proceso de transformación digital es imprescindible realizar una correcta reorganización de los procedimientos internos en las compañías y de los modelos de negocio previamente establecidos, así como proponer cambios efectivos en la forma de dirigirse al cliente para atender su demanda de servicios. Un cliente cuyo perfil es cada vez más tecnológico y dependiente de la conectividad, lo que ha implicado cambios en el mercado bancario y, por ende, en los hábitos de consumo de la sociedad. 

El entorno regulador

Otro de los principales retos que va a influir de modo directo en los planes estratégicos de entidades financieras es la adaptación al marco regulatorio normativo que sufrirá importantes transformaciones en este 2019.

 

Las entidades financieras han sentido vulnerada su competitividad frente a los nuevos players, ante una manifiesta falta de equidad regulatoria. Por ello, los bancos y agentes clásicos del mercado reclaman igualar esta regulación normativa frente a las Fintech, Insurtech y Bigtech, y así poder competir en un mercado igualitario que ofrezca a todos las mismas oportunidades. 

Esta situación determinará la búsqueda de un entorno regulador que establezca las normas del juego con el fin de buscar la igualdad de mercado entre las entidades tradicionales y sus nuevos competidores.

El profesional del sector bancario es una persona con una clara orientación a resultados y con vocación de servicio y atención al cliente. En aquellas posiciones situadas en el front o en el middle del banco se requiere además que los perfiles tengan buenas dotes de negociación puesto que son los encargados de generar oportunidades de negocio.

Comenta esta noticia
Update CMP