Los empresarios atizan al Gobierno: Las medidas van a provocar mucho paro

La CEV reivindica más apoyo ante la crisis sanitaria

La CEV reivindica más apoyo ante la crisis sanitaria

La CEV lamenta que las decisiones tomadas por el Gobierno el viernes pueden llevar a "muchas empresas a procesos concursales".

La Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV) comparte con el Ejecutivo de Pedro Sánchez la necesidad de mantener el empleo, pero considera que las medidas aprobadas este viernes en el Consejo de Ministros tendrán el resultado opuesto.

En ningún caso los "empresarios y empresarias de la Comunidad han solicitado medidas que faciliten los despidos", según un comunicado. Precisamente las medidas demandadas desde el sector privado para paliar el impacto del COVID19 en el ámbito laboral van encaminadas a asegurar la supervivencia de la empresa y con ellos de los puestos de trabajo.

 

La CEV entiende que los ERTEs, con el componente de ética y moral exigible, es una medida necesaria y, siempre se ha opuesto a cualquier planteamiento que se aleje de esta medida responsable. En cambio, los acuerdos alcanzados por el Consejo de Ministros pueden llevar a muchas empresas a procesos concursales.

Las empresas, especialmente pymes y autónomos, también las grandes, están luchando para evitar el cierre,añaden. La intención de los empresarios es mantener el empleo y favorecer que la recuperación sea rápida, pero será imposible mientras la liquidez siga sin llegar.

La Administración ha recibido estos días muchas pruebas de la responsabilidad y el compromiso del sector privado con la sociedad. Estamos ante una situación extraordinaria que obliga a la unidad de acción y en la que no cabe la desconfianza hacía la empresa privada, que va a ser clave en la recuperación económica.

Decisiones irreflexivas

La CEV, por otra parte, mostró ayer  su desacuerdo con la decisión adoptada por el Gobierno de suspender toda actividad no esencial para tratar de reducir la propagación del coronavirus y ha criticó que "el Ejecutivo quiera hacer pagar a las empresas las consecuencias de la crisis sanitaria".

Los empresarios valencianos han insistido, tras la postura ya mostrada por su presidente, Fernando Navarro, en que "el mantenimiento de la actividad contribuirá a que los sectores esenciales den una mejor respuesta a la problemática generada por el COVID-19".

Además, han acusado al Gobierno de "tomar decisiones de manera irreflexiva, generar mayor confusión y atacar directamente a la supervivencia de un gran número de empresas y de puestos de trabajo", reclamando más apoyo al sector privado.

"No puede entenderse que las medidas anunciadas este sábado no vayan acompañadas de otras que supongan más apoyo para el sector privado", han destacado, "pretender que las empresas asuman en solitario los costes derivadas de esta decisión es ilógico".

Añaden, que "proteger la salud de las personas es ahora lo prioritario, y eso nos obliga a seguir los decretos del Gobierno, pero defender y apoyar a las empresas debe estar en el siguiente escalón".

Por último, se remarca que "todas las administraciones deberán asumir su responsabilidad en la gestión de esta crisis, al igual que debería hacerlo la Unión Europea, que se ha mostrado incapaz de actuar con la contundencia que deberías esperarse. Ni los ciudadanos ni las empresas pueden esperar dos semanas a que lleguen nuevas propuestas desde Europa para solucionar la crisis. Si las medidas no llegan ya, perderán toda utilidad"

Comenta esta noticia